Concentración plasmática – Funciones y características.

La concentración plasmática es una medida de la cantidad de compuesto presente en una muestra de plasma. Esta puede ser información importante para el diagnóstico, tratamiento y manejo de la enfermedad. Las pruebas de laboratorio están disponibles en muchas instalaciones para proporcionar datos rápidos de concentración plasmática que pueden ser necesarios para la monitorización del paciente. Las pruebas complejas pueden requerir el envío de muestras a un laboratorio que se especializa en este servicio para asegurarse de que los resultados sean precisos.

Una bolsa de plasma sanguíneo.

Una razón para usar la concentración plasmática es probar los niveles de compuestos que se encuentran naturalmente en el cuerpo, como la proteína C reactiva, que está asociada con la inflamación. Las personas con química sanguínea anormal pueden tener problemas de salud. Averiguar qué compuestos están desequilibrados puede ayudar a determinar la naturaleza del problema. Se pueden observar niveles anormalmente altos o bajos en las pruebas y se pueden usar como base para un diagnóstico o plan de tratamiento. Por ejemplo, el paciente podría necesitar medicamentos antiinflamatorios.

Anuncios

El plasma es la porción de sangre de color pajizo que queda después de que se han eliminado las plaquetas, los glóbulos rojos y blancos.

Otro propósito de una prueba de concentración plasmática es monitorear a un paciente que toma medicamentos. Algunos medicamentos, en lugar de administrarse en una dosis estándar, se basan en la concentración plasmática. La dosis se aumenta lentamente hasta que las pruebas revelan que ha alcanzado un nivel eficaz en el plasma sanguíneo . Una vez que se alcanza este punto, la dosis se puede estabilizar para mantener el nivel suficiente. Los rangos de efectividad pueden variar con algunos medicamentos, en cuyo caso los pacientes pueden ser evaluados una vez que comienzan a ingresar al rango objetivo para determinar la dosis efectiva más baja posible.

Uno de los objetivos de una prueba de concentración plasmática es controlar a un paciente que toma medicamentos.

Anuncios

Las pruebas también pueden mostrar la rapidez con que un paciente elimina un medicamento del cuerpo, lo que puede proporcionar pistas importantes sobre la función hepática y renal . Los pacientes pueden necesitar vigilancia si están en cuidados intensivos, donde los órganos pueden fallar y pueden afectar la química sanguínea. Esta prueba de rutina puede incluir controles del plasma sanguíneo para identificar los primeros signos de problemas. Los planes de atención pueden incluir pruebas a intervalos específicos para verificar la concentración plasmática de compuestos clave y planes de acción a tomar si cambian.

Probar la rapidez con la que un paciente elimina un medicamento de su cuerpo puede proporcionar pistas importantes sobre la función renal.

Los laboratorios pueden proporcionar rangos de referencia al informar la concentración plasmática. Esto permite que alguien que lea los resultados determine si el paciente parece estar dentro del rango normal. Con las pruebas que se ordenan comúnmente, los médicos y enfermeras pueden estar familiarizados con el rango y no es necesario que se lo recuerden. En el caso de que se produzcan anomalías inesperadas, se pueden recomendar más pruebas para averiguar más sobre lo que está sucediendo y determinar qué acciones serían recomendables para solucionar el problema.

Anuncios