Condroplastia: Significado, Funcionamiento y Usos

Anuncios

La condroplastia es un procedimiento quirúrgico que se realiza para ayudar a reparar el tejido del cartílago dañado dentro de una articulación. Se realiza con mayor frecuencia en la rodilla después de una lesión traumática, aunque los pacientes que tienen lesiones en otras articulaciones importantes del cuerpo o complicaciones crónicas de la artritis también pueden ser buenos candidatos para el procedimiento. El procedimiento generalmente implica una operación artroscópica mínimamente invasiva realizada por un cirujano ortopédico experto . Por lo general, se puede realizar en aproximadamente una hora de forma ambulatoria. La mayoría de los pacientes que se someten al procedimiento pueden recuperarse casi por completo en menos de seis meses cuando siguen las instrucciones de sus médicos sobre la atención domiciliaria y los ejercicios de rehabilitación adecuados .

La condroplastia se realiza con mayor frecuencia en la rodilla después de una lesión.

El cartílago está formado por tejido conectivo fuerte que ayuda a estabilizar y amortiguar las articulaciones. Cuando una sección del cartílago se daña debido a una lesión o un problema autoinmune como la artritis, la articulación puede volverse rígida, adolorida y muy susceptible a futuras complicaciones. El cartílago desgarrado o deteriorado no puede curarse con eficacia porque el suministro de sangre al área es limitado. La condroplastia se puede realizar para cortar el cartílago dañado y remodelar el tejido sano subyacente, proporcionando las mejores posibilidades posibles de una regeneración exitosa. El tejido cicatricial que se forma después del procedimiento es rico en nutrientes y ayuda a que la articulación se recupere.

Anuncios

La condroplastia la realiza un cirujano ortopédico capacitado.

Antes de la condroplastia, al paciente se le puede administrar anestesia local o general y un sedante. El cirujano ortopédico hace una o más incisiones pequeñas alrededor de la articulación dañada e inserta una cámara artroscópica para guiar el procedimiento. Luego, raspa cuidadosamente las células muertas del cartílago con un bisturí, un dispositivo láser eléctrico u otras herramientas quirúrgicas especializadas. Las secciones restantes de tejido de la superficie se juntan y suavizan. Después del procedimiento, las incisiones quirúrgicas se suturan y se tratan con antibióticos.

Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a controlar el malestar y el dolor después de una condroplastia.

A la mayoría de los pacientes se les permite irse a casa el mismo día de la cirugía de condroplastia. Se les puede colocar rodilleras y muletas para evitar ejercer una tensión excesiva en las articulaciones durante la fase de recuperación aguda. Se sugiere reposo, hielo y medicamentos antiinflamatorios para ayudar a controlar el dolor y la hinchazón durante los primeros días.

Anuncios

Se puede recomendar al paciente que comience a hacer ejercicio dentro del primer mes después de una condroplastia.

Dependiendo de la extensión del daño del cartílago original, se puede alentar al paciente a comenzar a hacer ejercicio dentro del primer mes o se le puede indicar que evite la actividad durante seis semanas o más. Una vez que el médico confirma que la articulación se está curando correctamente, el paciente puede comenzar con ejercicios ligeros de rehabilitación. Las caminatas cortas o los paseos de bajo impacto en una bicicleta estática pueden ayudar a promover el flujo de sangre y líquidos a través de la articulación en proceso de curación. Con el tiempo, la mayoría de los pacientes pueden volver gradualmente a los niveles normales de actividad.

 

Mira estos Artículos

Subir