Significado | Concepto | Definición:

La detección de anomalías es un proceso automatizado que identifica datos que no pertenecen a un conjunto o patrón. Los datos que no coinciden pueden ser una señal de un problema con un sistema y, en grandes flujos de datos, es posible que los usuarios no puedan detectar la anomalía. El sistema automatizado puede identificarlo, recopilar información y generar un informe. Algunos sistemas también pueden estar equipados para tomar medidas si una anomalía es un problema reconocible y necesita algún tipo de respuesta del sistema para proteger el sistema o los usuarios.

La detección de anomalías es un proceso automatizado que identifica datos que no pertenecen a un conjunto o patrón.

Las anomalías pueden surgir por varias razones. Uno es un error con un sistema que provoca la generación de datos confusos, incompletos o corruptos. Un sistema también puede tener datos atípicos debido a una intrusión, donde los datos pueden ser una inyección de otra fuente o un virus que está proliferando dentro del sistema. El fraude también puede generar anomalías en un sistema informático.

La detección de anomalías se puede utilizar en la industria de la salud para identificar epidemias emergentes.

Desde el punto de vista de la arquitectura y la seguridad de los sistemas, la detección de anomalías es una herramienta valiosa. El escaneo automatizado puede identificar y bloquear muchos ataques antes de que el usuario se dé cuenta, y esto puede hacer que el sistema en general sea mucho más seguro. Ya sea que los errores sean el resultado de un problema interno o de un ataque externo, deben identificarse y resolverse lo más rápido posible. Si el sistema encuentra una anomalía y no sabe cómo responder, puede enviar un informe a un administrador del sistema para que tome medidas adicionales.

La detección de fraudes también puede ser importante. Las compañías de seguros y otras organizaciones pueden ejecutar análisis de detección de anomalías en reclamos e informes para ver si alguno se destaca o parece inusual. Esto puede ayudarlos a identificar casos obvios de fraude. Asimismo, los bancos y otras empresas financieras utilizan la detección de anomalías por motivos de seguridad. Si una persona de 90 años con un historial bancario muy estable de repente comienza a comportarse de manera extraña, por ejemplo, el sistema de detección de anomalías podría marcarlo e indicar una sospecha de robo de identidad.

La detección de anomalías también es una herramienta útil en las ciencias. Los investigadores pueden utilizar esta herramienta para detectar microorganismos deshonestos, ADN y otros datos de interés evasivos en una muestra. Esto puede ayudarlos a identificar la fuente de un problema médico, rastrear y eliminar las impurezas en una muestra y realizar otras tareas. En epidemiología, por ejemplo, los programas automatizados escanean los informes de los centros de salud para detectar valores atípicos que podrían ser señales de advertencia de una epidemia emergente y pueden emitir alertas a los investigadores y funcionarios de salud pública si se detecta algo inusual.