La economía familiar puede referirse a los asuntos prácticos de las finanzas familiares cotidianas.

Como disciplina académica, la economía familiar analiza los comportamientos y las estructuras dentro de las familias desde una perspectiva económica. La economía familiar también se refiere a los asuntos más prácticos de las finanzas familiares cotidianas, como el gasto, la ganancia, la inversión, el ahorro y la vivienda. Las personas involucradas en el campo de la economía familiar incluyen trabajadores sociales, agentes de extensión universitaria y asesores financieros. Otros que trabajan en los aspectos teóricos incluyen economistas, consultores, profesores universitarios y otros investigadores.

Los ancianos pueden ser estudiados por sus roles económicos dentro de las familias.

Los economistas comenzaron a analizar las familias como unidades económicas a partir de la década de 1950. Las familias comenzaron a estudiarse como unidades económicas dentro del tejido más amplio de la actividad económica. Fue una extensión de la teoría microeconómica , y las personas que se especializan en este análisis se denominan economistas familiares. El principal objetivo de la economía familiar como campo de estudio es generar teorías y políticas públicas que mejoren el bienestar de las familias.

La economía familiar a veces toma en consideración el impacto de varias generaciones viviendo bajo un mismo techo.

El estudio de la economía familiar no es simplemente una cuestión de ingresos y egresos monetarios. También incluye factores como la fecundidad, la división del trabajo, la negociación intrafamiliar, el capital humano , el divorcio y la movilidad intergeneracional. Existe una preocupación por cómo se crean o mantienen las estructuras familiares explícitamente por razones económicas. Esto incluye prácticas como aumentar el número de hijos con el fin de aumentar los ingresos del hogar y la hipergamia , que se refiere a buscar cónyuges de mayor estatus económico. La economía familiar también incluye el estudio de cómo las familias afectan y se ven afectadas por las fuerzas del mercado.

Social factors are also relevant, and there are several disciplines to which family economics is related. Sociological study of families often focuses on economic issues, especially within a particular social context or phenomenon. Demography, particularly demographic economics, examines different groups within families as economic actors. For instance, teens, women or the elderly might be studied for their economic roles within families. Nutrition, anthropology, psychology, public health and education are other fields that overlap with family economics.

The second aspect of family economics is more related to personal finance and financial literacy. It tends to involve education and planning, which can include helping people calculate the financial risks and benefits of home ownership or the cost of raising a child. Education and skills-building that help individual families gain or maintain financial stability is common. Curricula and counseling exist to help families with issues such as managing bills, buying insurance, using credit and saving for education or retirement. Wealth generation and maintenance are also a concern of family economics, and investing is usually an important focus.