Estimulación del nervio vago: significado y beneficios.

La estimulación del nervio vago es un tratamiento neurológico que implica la estimulación constante del nervio vago, uno de los 12 nervios craneales. Este tratamiento se usa en personas con formas de epilepsia y depresión que se resisten a otros tipos de tratamientos, y también se han realizado investigaciones para ver si podría ser útil en el tratamiento de varios otros problemas neurológicos, como la enfermedad de Alzheimer. El mecanismo a través del cual funciona la estimulación del nervio vago no se comprende realmente, aunque existen algunas teorías para explicar el fenómeno.

La estimulación del nervio vago puede tratar formas de depresión severas y resistentes al tratamiento.

También conocido como estimulación del nervio vago, este procedimiento comienza con una cirugía en la que el nervio vago del cuello se envuelve con un cable conectado a una batería en el pecho. El procedimiento se puede realizar bajo anestesia local de forma ambulatoria o como un procedimiento hospitalario con anestesia general, según el paciente y las preferencias del neurocirujano que realiza la cirugía. Una vez implantado el dispositivo, un neurólogo lo programa mediante una varilla de programación, y el neurólogo determina el nivel de estimulación más adecuado.

Anuncios

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) considera que la estimulación del nervio vago es segura para tratar ciertos trastornos depresivos.

El dispositivo se enciende y apaga, proporcionando una estimulación intermitente al nervio vago. Para las personas con depresión, esto parece desencadenar la producción de neurotransmisores que pueden volver a alinear la química del cerebro , reduciendo los síntomas de la depresión. En pacientes con epilepsia, la estimulación del nervio vago puede prevenir convulsiones o detener las convulsiones en curso; el dispositivo puede activarse con un imán, lo que permite a los epilépticos que experimentan auras activar el estimulador si sienten que está a punto de producirse una convulsión.

La estimulación del nervio vago para pacientes hospitalizados se realiza bajo anestesia general.

Anuncios

Este dispositivo puede durar entre uno y 15 años en el cuerpo, dependiendo de la programación. Las señales fuertes enviadas con más frecuencia tienden a desgastar la batería, lo que requiere un reemplazo más rápido, mientras que las señales más débiles e intermitentes agotan menos. Como regla general, los pacientes no saben cuándo está encendido el dispositivo, aunque un mal funcionamiento puede llevar a los pacientes a experimentar sensaciones extrañas que pueden corregirse reprogramando o reemplazando el dispositivo.

Se están realizando investigaciones para ver cómo responden los pacientes de Alzheimer a la estimulación del nervio vago.

A veces llamado marcapasos para el cerebro, la estimulación del nervio vago puede ser una opción de tratamiento para pacientes que parecen no responder a otros tratamientos y técnicas de manejo. Debido a que no implica cirugía en el cerebro, es mucho menos invasivo que algunas opciones de tratamiento y los riesgos se reducen considerablemente. Los riesgos de la estimulación del nervio vago pueden incluir el desarrollo de apnea del sueño , dificultad para tragar, tos y ronquera, junto con infección del sitio quirúrgico o mal funcionamiento del dispositivo que causan molestias.

Anuncios

El nervio vago es el décimo par craneal.

 

Mira estos Artículos

Subir