Ética personal: Valores fundamentales para una vida significativa

Anuncios

La ética personal es una categoría de filosofía que determina lo que un individuo cree sobre la moralidad y el bien y el mal. Esto generalmente se distingue de la ética empresarial o la ética legal . Estas ramas de la ética provienen de organizaciones o gobiernos externos, no de la conciencia del individuo. Estas ramas de la ética se superponen ocasionalmente. La ética personal puede afectar todas las áreas de la vida, incluida la familia, las finanzas y las relaciones.

La ética personal puede incluir la voluntad de compartir, lo que puede beneficiar tanto al individuo como a quienes lo rodean.

Existe cierto desacuerdo sobre el origen de la ética. Algunos filósofos usan el sentido de moralidad del hombre para respaldar la existencia de Dios. Estos filósofos suelen estar de acuerdo en que un poder divino inculcó la moralidad personal en la humanidad, creando un sistema universal básico del bien y del mal.

Anuncios

Las diferentes religiones suelen establecer pautas específicas para la ética personal.

Los evolucionistas podrían explicar la ética personal de la humanidad a través de la supervivencia del más apto. Podrían enseñar que una especie que no valoraba la vida podría haberse matado gradualmente, mientras que una especie con un sistema ético que desaprueba la violencia y el asesinato tendría una mayor oportunidad de reproducirse y evolucionar, transmitiendo así su ética pacífica a nuevas generaciones. Los evolucionistas podrían concluir que la humanidad moderna ahora hereda genéticamente la capacidad de discernir entre lo correcto y lo incorrecto que benefician a la comunidad.

Ser un amigo solidario es a menudo parte de la ética de una persona.

Anuncios

Otros filósofos sostienen que la ética no es inherente en absoluto y que los niños aprenden lo que está bien y lo que está mal únicamente a partir del condicionamiento social. Esta podría ser la causa de las diferencias éticas personales que se encuentran en todo el mundo. Estos filósofos generalmente sugieren que la ética de una persona se aprende de la familia, los amigos y los maestros. Algunas éticas también pueden adaptarse a partir de experiencias individuales.

La cortesía es un valor ético personal.

A menudo se debate el propósito de la ética personal. Las ideas pueden variar desde complacer a un dios personal hasta crear una comunidad próspera y aprender la mejor manera de complacerse a uno mismo. La religión inspira una gran parte de la ética. Muchos seguidores devotos están dispuestos a adherirse a un sistema de moralidad específico basándose únicamente en la fe.

Anuncios

Otros están motivados por intereses humanitarios. Esta ética personal puede generar metas elevadas. Algunas personas moldean sus acciones y prioridades en torno a acabar con el hambre en el mundo, frenar el calentamiento global o fomentar la paz mundial. Los esfuerzos humanitarios también pueden ser más sutiles, como actos aleatorios de bondad hacia un vecino o ser voluntario como tutor. A veces, diferentes motivaciones pueden mezclarse. Una persona religiosa puede tomar decisiones éticas personales que simultáneamente agraden a su dios y al mismo tiempo ayudan a su comunidad.

Otra posible motivación para la ética personal es servir al individuo. Los filósofos podrían argumentar que un niño aprenderá a compartir, decir la verdad y trabajar duro porque ve que estas acciones lo benefician. Por ejemplo, cuando un niño elige romper las reglas de un juego, está creando conflictos y construyendo una barrera entre él y sus compañeros. Por otro lado, el niño que juega según las reglas disfruta de la amistad y la intimidad con sus compañeros y, en última instancia, se beneficia a sí mismo.

Alguien con una fuerte ética personal tiene menos probabilidades de cometer un delito.

Anuncios