La harina de quinua es una harina producida a partir de quinua, una semilla parecida a un grano originaria de los Andes de América del Sur. La quinua es un grano algo único, ya que tiene un contenido de proteínas muy alto que lo convirtió en una parte fundamental de la dieta andina durante siglos. La exposición generalizada al grano ha llevado al resto del mundo a crear una serie de productos derivados de la quinua, incluidos cereales y harina.

La quinua se puede utilizar para hacer una harina rica en proteínas.

Esta harina se puede elaborar a partir de semillas molidas o sin moler. Las semillas sin moler producen una harina más gruesa y nutritiva, mientras que las molidas se utilizan para hacer una harina mucho más suave. En cualquier caso, la harina suele tener un color entre amarillo cremoso y marfil. La quinua no contiene gluten, por lo que la harina se puede utilizar de forma segura en proyectos de horneado sin gluten para personas con intolerancia al gluten . Sin embargo, los panaderos deben tener cuidado, ya que puede procesarse en una instalación que contenga gluten, en cuyo caso puede contaminarse.

La quinua es originaria de América del Sur, donde sigue siendo un alimento básico.

El contenido de proteína notablemente alto de los granos de quinua es válido en la harina de quinua, con un contenido de proteína en promedio alrededor del 17%. Esta harina también es muy rica en fibra dietética. El alto contenido de proteínas puede interferir con algunos horneados, por lo que muchos panaderos recomiendan mezclar la quinua con otras harinas, en lugar de usarla sola. La harina de quinua simple puede hacer que los platos parezcan pegajosos, pesados ​​o pegajosos, un resultado que generalmente se considera indeseable.

La harina de quinua se puede utilizar en productos horneados.

El sabor de la harina es muy suave, con un toque de nuez. A menudo se combina con tapioca , almidón de patata y sorgo para crear una mezcla para hornear sin gluten. Muchos panaderos sin gluten experimentan con harinas a granel para llegar a una mezcla que les funcione. La harina de quinua también se puede utilizar como espesante en salsas, sopas y otros platos, especialmente en los casos en los que la proteína adicional podría considerarse beneficiosa.

La quinua es originaria de los Andes.

Esta harina puede ser bastante cara en la tienda y puede volverse rancia fácilmente. Idealmente, debe almacenarse en el refrigerador o congelador, en lugar de a temperatura ambiente, y no debe exponerse al calor, la luz brillante o la humedad hasta que esté listo para su uso. Para ahorrar dinero en harina molida comercialmente, los cocineros con procesadores de alimentos o molinos de granos también pueden hacer la suya propia, utilizando granos de quinua comprados en la tienda. Una ventaja de la harina casera es que los cocineros pueden hacer exactamente la cantidad que necesitan y pueden molerla con otros granos y harinas para obtener una mezcla y textura uniformes.

La harina de quinua a menudo se combina con tapioca, almidón de papa y sorgo para crear una mezcla para hornear sin gluten para galletas y otras delicias.

Las pastas sin trigo elaboradas con quinua son una buena alternativa para quienes requieren una dieta sin gluten.