Ingeniería de factores humanos: concepto y aplicaciones

La ingeniería de factores humanos es un término generalista que se utiliza para describir una serie de disciplinas que estudian cómo los usuarios aprecian e interactúan con los productos. Esto puede incluir el diseño y la marca del producto, la psicología del producto , el diseño de la interfaz de usuario y el factoring educativo. La ingeniería de factores humanos se conoce en gran parte del mundo como ergonomía y, en ocasiones, puede reducirse a simplemente factores humanos o ingeniería humana.

La ingeniería de factores humanos se utiliza para determinar el diseño de las cabinas de los aviones.

Los factores humanos se basan en expertos de muchas disciplinas diferentes para pintar una imagen más clara de cómo un ser humano interactuará con un producto. Los ingenieros, diseñadores, psicólogos y programadores de computadoras son de especial utilidad en factores humanos. En algunas situaciones, es posible que se necesiten otros expertos, según el producto específico; los productos educativos pueden necesitar la información de un profesional de la educación, mientras que un programa de habla puede utilizar a un lingüista para determinar cómo es más probable que las personas interactúen con el software.

Anuncios

El objetivo esencial es analizar cómo es probable que las personas usen un producto y diseñar el producto de tal manera que les resulte más natural. Este concepto tiene su origen en la Segunda Guerra Mundial, cuando se utilizó para abordar el diseño de aviones para que se pudieran construir nuevos aviones que permitieran al piloto asimilar fácilmente la multitud de información que recibía. En la década de 1950, el concepto se había convertido en una disciplina en toda regla, dando origen a una serie de campos especializados como la biomecánica y la psicología de la ingeniería. The Human Factors Journal se fundó en este momento en los Estados Unidos, marcando el comienzo de una nueva era de interacción humano-máquina. Las primeras investigaciones se ocuparon principalmente de las máquinas industriales y de defensa y las formas en que interactuaban con los humanos, aunque también se llevaron a cabo algunas investigaciones iniciales sobre consumidores.

A principios de la década de 1980, el concepto dio el salto completo al ámbito del consumidor, particularmente con la llegada de las computadoras personales. El desarrollo de software requería crear interfaces de usuario sólidas que las personas usaran de forma natural, y la ingeniería de factores humanos desempeñó un papel clave en la definición de la apariencia de las computadoras que usamos hoy. La ingeniería del mobiliario del lugar de trabajo también comenzó a depender en gran medida del elemento humano, en particular la forma denominada en los Estados Unidos como ergonomía o biomecánica. Las sillas se diseñaron teniendo en cuenta la salud física y los escritorios se crearon para ofrecer un fácil acceso y movilidad en una variedad de situaciones.

En el fondo, este tipo de ingeniería busca simplemente reducir la sensación de tensión que surge en muchas personas cuando necesitan interactuar con una máquina. Su objetivo final es una sensación completamente natural al utilizar cualquier producto, ya sea tangible o virtual. El futuro de este tipo de ingeniería es muy emocionante, con revoluciones en la interacción de voz, robótica antropomórfica y sistemas que aprenden y se adaptan a tareas frecuentes en el horizonte.

Anuncios

 

Mira estos Artículos

Subir