Significado | Concepto | Definición:

La ínsula es otro nombre que se le da al área del cerebro conocida como corteza insular , el tejido que rodea la mayor parte del cerebro. Otros nombres para esta estructura incluyen lóbulo insular o corteza insular. La ínsula es parte de la corteza cerebral y ayuda a regular las emociones y trabaja para ayudar en la función de control motor.

La corteza insular del cerebro puede denominarse ínsula.

La ínsula se ha dividido clínicamente en dos secciones separadas, anterior y posterior. Cada una de estas secciones es responsable de diversas funciones dentro del cuerpo humano.

La capacidad del cuerpo para mantener una temperatura constante, un estado conocido como homeostasis , está relacionada con esta área del cerebro. La percepción y la autoconciencia también están vinculadas a la ínsula. Otras funciones influenciadas por la ínsula incluyen la función cognitiva y el control motor.

En algunos casos, la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia afectan la corteza insular del cerebro.

Las funciones corporales conocidas como conciencia interoceptiva están reguladas por la ínsula. Algunas de estas funciones incluyen la sincronización de los latidos del corazón de una persona, así como el control de la presión arterial .

La percepción del dolor está controlada hasta cierto punto por la ínsula, al igual que la sensación de tener la vejiga llena. Ciertas percepciones también entran en la categoría de conciencia interoceptiva, incluidos los sentimientos de empatía y la capacidad de escuchar música pasivamente.

Se cree que el miedo a las multitudes y otros trastornos de ansiedad social están influenciados por la ínsula.

Algunas habilidades motoras también están parcialmente controladas por la ínsula. El habla y la capacidad de tragar se encuentran entre estas funciones. También se ha demostrado que esta área del cerebro ayuda en la recuperación de las habilidades motoras después de un evento traumático como un derrame cerebral.

Se ha descubierto que algunas emociones sociales están profundamente influenciadas por la ínsula. Estos incluyen sentimientos de disgusto al presenciar escenas violentas u oler algo que uno considera asqueroso. Estas emociones también pueden desencadenarse simplemente por el hecho de imaginar situaciones tan desagradables.

La ínsula puede verse afectada negativamente por una variedad de enfermedades y trastornos, como la enfermedad de Huntington. Se cree ampliamente que esta área del cerebro juega un papel en la presencia de trastornos de ansiedad, así como en la incapacidad para regular las emociones. La enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia a menudo también afectan esta área del cerebro.

Esto se debe a una condición conocida como hipometabolismo, que es una disminución en la tasa metabólica o la cantidad de energía que el cuerpo usa mientras está en reposo. Las lesiones cerebrales traumáticas, así como otras enfermedades o afecciones médicas, también pueden tener un efecto adverso en esta área del cerebro, lo que requiere supervisión y tratamiento médicos.

Las lesiones cerebrales traumáticas pueden tener efectos adversos sobre la ínsula.