Lluvia de Ideas: Métodos y Beneficios en la Creatividad

Anuncios

La lluvia de ideas es una técnica que se utiliza para aprovechar el poder de un grupo para encontrar soluciones creativas a un problema. En realidad, hay muy pocas pruebas sólidas de que sea una técnica eficaz para generar ideas, ya sea en términos de pura cantidad o en términos de mayor calidad. No obstante, sigue siendo muy popular entre las empresas y las personalidades creativas.

Anotar pensamientos en una libreta de papel ayuda a encontrar soluciones a los problemas.

Este proceso probablemente ha existido durante muchos años, pero no fue hasta la década de 1930 que se popularizó con la publicación de un libro escrito por Alex Osborn, un ejecutivo de publicidad, llamado Applied Imagination . Después del libro, la técnica se incorporó a muchos modelos de negocio como una forma de generar grandes cantidades de ideas, con la esperanza de que de esa cantidad surgieran al menos una o dos ideas excepcionalmente fuertes. La técnica fue particularmente popular en el mundo de la publicidad y desde allí se abrió camino hacia otros negocios grupales.

Anuncios

Los miembros del grupo deben sentirse libres de expresarse durante una sesión de lluvia de ideas.

Hay cuatro principios fundamentales en la lluvia de ideas: aceptación, cantidad, pensamiento innovador y pensamiento combinado. Se cree que cada uno de estos fomenta una sinergia grupal que producirá ideas a las que no llegarían personas que piensen por sí mismas. En los últimos años, a medida que ha aumentado la crítica del proceso, han comenzado a aparecer algunas teorías alternativas, pero en su mayor parte este modelo de cuatro partes sigue siendo dominante.

La aceptación de ideas es una piedra angular de este proceso. La idea general es que el proceso crítico se detiene durante el proceso de lluvia de ideas. No hay ideas estúpidas durante una sesión, lo que permite a las personas plantear ideas que de otro modo podrían avergonzarse o dudar en plantear. Los miembros del grupo son libres de agregar sus propios pensamientos, pero es importante que sean completamente positivos, con cualquier crítica reservada para después de la sesión.

Anuncios

La pura cantidad es otro pensamiento clave en esta técnica. Dado que uno de los objetivos principales es llegar a algo innovador, se cree que las probabilidades de dar con una idea tan notable aumentan al aumentar la producción de ideas. El adagio de cantidad engendra calidad se usa a menudo para describir este punto clave.

También se anima mucho a pensar fuera de la caja durante una sesión de lluvia de ideas. A menudo, las ideas más exitosas, particularmente en marketing, son completamente innovadoras e inesperadas. La búsqueda de estas ideas es más difícil con los métodos tradicionales, ya que muy pocas veces las ideas pueden reducirse a una fórmula simple. Al fomentar ideas inusuales, se cree que el potencial para llegar a nuevos conceptos dinámicos es mayor que de otro modo.

Por último, la lluvia de ideas se basa en una dinámica de grupo, en la que otros miembros del grupo combinan y mejoran las ideas. La idea es que, tomando una serie de ideas sólidas, se puede llegar a una idea verdaderamente excepcional. El adagio 1 + 1 = 3 se usa a menudo para ilustrar esta idea.

Anuncios

Por lo general, una sesión tiene un presidente, que establece las reglas básicas y presenta el problema para el que se buscan soluciones. Luego, el grupo genera las ideas y las desecha, mejora o combina con otras ideas. La lista final de ideas es luego utilizada por un grupo posterior, ya sea como un punto de partida para una mayor lluvia de ideas o como una lista de la cual seleccionar ideas para su implementación final.