La miel kosher es cualquier miel cruda que es 100% natural y no contiene ingredientes adicionales. El hecho de que la miel pura se considere kosher es con frecuencia una fuente de mucha confusión, particularmente para aquellos que recién están aprendiendo sobre qué alimentos son kosher y por qué. La confusión sobre la miel kosher se debe al hecho de que las abejas se consideran animales no kosher o inmundos. Generalmente, si el insecto o animal es impuro o inmundo, entonces la comida que proviene del insecto también es impura o inmunda. Esto no se aplica cuando se trata de abejas y miel, porque la miel no la produce realmente la abeja.

La miel kosher es 100% natural y no contiene ingredientes adicionales.

Para comprender la miel kosher, es necesario comprender cómo las abejas producen miel. La composición física de las abejas les proporciona dos estómagos. Uno de estos estómagos les da a las abejas la capacidad de almacenar el néctar que toman de las flores de las plantas. Este estómago se conoce como saco de miel o estómago de miel. Las flores que proporcionan a las abejas el néctar de sus sacos de miel son de la Tierra y se consideran kosher.

Agregar otros ingredientes a la miel la convierte en no kosher.

Cuando el saco de miel está lleno, se libera una enzima y el néctar comienza a descomponerse en azúcares complejos. Una vez procesado, el néctar se lleva al panal donde se completa el proceso de convertir el néctar en miel. El hecho de que la miel no sea en realidad un producto de la abeja o del cuerpo de la abeja es lo que la convierte en un producto kosher.

Aunque no es necesario que la miel 100 por ciento pura esté certificada, algunas personas pueden preferir comprar miel kosher certificada. La miel que se vende como certificada se ha sometido a un procedimiento de procesamiento específico y se empaqueta de una manera que cumple con las regulaciones judías para la comida kosher . Una organización o agencia de certificación kosher luego certifica el producto.

La miel se convierte en un alimento no kosher cuando se agregan otros ingredientes, como el jarabe de maíz o si la miel se altera de alguna manera. Por lo general, la miel con sabor no se considera kosher si se le han agregado saborizantes o colorantes artificiales no kosher. Esto no significa que todas las mieles aromatizadas no sean kosher. Ciertos tipos de miel se etiquetarán con el nombre de las flores de las que proviene el néctar, como la miel de azahar. Por esta razón, es importante revisar la etiqueta antes de comprar cualquier tipo de miel que no haya sido certificada como miel kosher, para asegurarse de que esté cruda y pura.

La miel kosher solo tiene los ingredientes creados por las abejas y las flores que polinizan.