Significado | Concepto | Definición:

La migración de contenido es un proceso mediante el cual el contenido de un servidor u otro medio de almacenamiento, a menudo contenido en línea, se mueve de un sistema existente a uno nuevo. Este proceso puede ser necesario en una serie de situaciones diferentes, como cuando una empresa desea optimizar la información de varias ubicaciones a una sola ubicación o cuando se actualiza desde una tecnología más antigua o económica a un sistema más potente. La migración de contenido se puede realizar de diferentes maneras, aunque generalmente implica documentar adecuadamente el contenido de la ubicación existente, evaluar el contenido nuevo para incorporarlo al nuevo sistema y garantizar que toda esta información termine en el sistema final.

Hombre, tenencia, computadora

El proceso de migración de contenido a menudo comienza con un inventario completo de todos los datos e información que existe en el sistema actual. Esto permite a los involucrados en el movimiento de los datos asegurarse de que toda la información necesaria se transfiera correctamente. También puede haber nuevos datos o información que deba generarse durante este proceso, como nuevas bases de datos o tablas para administrar la información. Esta parte de la migración de contenido permite al equipo que maneja la migración identificar estas necesidades y asegurarse de que se satisfagan durante el proceso.

La creación de nuevos datos puede ser una parte integral de la migración de contenido efectiva y puede involucrar a numerosos programadores y especialistas en tecnología de la información (TI). Otros tipos de datos nuevos también pueden estar involucrados en este proceso, incluido el contenido nuevo que se desea para el nuevo sistema. Si un sitio web se actualiza de servidores más antiguos a servidores más nuevos, por ejemplo, los administradores del sitio podrían aprovechar la transferencia como una oportunidad para modificar el diseño general del sitio con nuevos recursos artísticos o un diseño diferente. Es importante que el equipo responsable de la migración de contenido también tenga este tipo de datos nuevos.

Una vez que se compilan y contabilizan los distintos activos y archivos, puede comenzar el proceso real de migración de contenido. Por lo general, esto implica copiar todos estos datos de un sistema a un sistema nuevo, aunque también se puede hacer una copia de seguridad en un sistema separado antes de la transferencia. Una vez que se completa la migración de contenido, se pueden realizar pruebas para garantizar que todo el contenido se transfirió correctamente y que no se perdió nada o es necesario agregarlo al nuevo sistema. Este proceso se puede realizar a lo largo del tiempo, lo que permite corregir cualquier error antes de que el nuevo sistema se conecte y los usuarios o clientes accedan a él.