Significado | Concepto | Definición:

Una placa epifisaria , más comúnmente conocida como placa de crecimiento, es una estructura anatómica presente en los extremos de los huesos largos de niños y adolescentes. Estas placas contienen células que se dividen rápidamente y permiten que los huesos se alarguen hasta el final de la pubertad.

Una placa de crecimiento se adelgazará en el transcurso de la adolescencia y se convertirá en una línea epifisaria inactiva cuando el individuo alcance la edad adulta. Estructuralmente frágil, la fractura de una placa de crecimiento debido a un trauma físico puede causar retraso en el crecimiento.

Una vez que un individuo se convierte en adulto, la placa de crecimiento se convierte en la línea epifisaria.

Las placas de crecimiento, aunque forman parte del sistema esquelético de un niño , tienen una función biológica diferente a la de los huesos que las rodean. Son sitios de construcción activos donde las células se dividen rápidamente a través de la mitosis .

Estas nuevas células pasan a formar parte de los huesos largos del cuerpo. Los cartílagos de crecimiento juegan un papel importante durante la pubertad, más notablemente cuando un adolescente atraviesa un período de crecimiento acelerado. A los 18 años en las mujeres y 21 en los hombres, una placa de crecimiento se habrá convertido en una línea epifisaria.

La acondroplasia afecta las placas de crecimiento y causa enanismo desproporcionado.

Los trastornos genéticos afectan la función de las placas de crecimiento. La más común es la acondroplasia , una condición genética responsable de más de la mitad de los casos de enanismo en todo el mundo. Una de cada 25.000 personas nace con la enfermedad. La acondroplasia hace que las placas de crecimiento funcionen incorrectamente, lo que lleva a una altura y estatura muy reducidas. A pesar de estas limitaciones, quienes viven con acondroplasia llevan una vida normal.

Los trastornos genéticos afectan la función de las placas de crecimiento.

Las placas de crecimiento están hechas de cartílago blando , por lo que la fractura por trauma físico es una posibilidad real para los adolescentes involucrados en actividades físicas como los deportes.

Por ejemplo, la rotura o fractura de una placa de crecimiento puede provocar un retraso en el crecimiento de la extremidad afectada. La cirugía, la fisioterapia y una estrecha observación son esenciales para garantizar que los huesos afectados continúen desarrollándose normalmente.

En los casos en los que la placa de crecimiento está dañada sin posibilidad de reparación, pueden ser necesarias cirugías de seguimiento para permitir una movilidad más fácil en la vida adulta.

Los trastornos genéticos afectan la función de las placas de crecimiento.

Fuera de su función biológica, las placas de crecimiento son únicas porque brindan información valiosa a científicos como los antropólogos forenses.

Teniendo en cuenta cómo las placas de crecimiento se encogen durante la adolescencia, medir su tamaño a través de rayos X permite a los científicos determinar la edad relativa de un adolescente cuando no hay documentación presente. Esta información puede conducir a la identificación positiva de la víctima de un delito.

La misma técnica científica se utiliza para medir la edad de las personas cuyos huesos se descubren en sitios arqueológicos. Si los arqueólogos pueden determinar la distribución por edades de una sociedad antigua, esa información les da una idea más profunda de cómo funcionaba esa sociedad.

La fisioterapia puede ser necesaria para las personas que han sufrido daños en las placas de crecimiento.

El enanismo se puede detectar cuando un feto no se desarrolla a un ritmo normal y parece anormalmente pequeño.