¿Qué es la recolección de luz diurna?

Significado | Concepto | Definición:

Anuncios

La captación de luz natural es una opción de energía alternativa que tiene el potencial de lograr varios objetivos, como reducir la demanda eléctrica y recortar costos. Para ello, la luz que se produce mediante la electricidad se reduce en proporción a la luz del día disponible. Esta táctica se usa generalmente en edificios comerciales.

Trabajador

El aumento de la preocupación por la sostenibilidad y la energía más limpia tienden a ser las principales fuerzas impulsoras de la captación de luz natural. Esta opción de energía alternativa se comercializa comúnmente como un método para reducir el uso de iluminación fluorescente, que se cree que es responsable de una parte significativa de las facturas de energía comercial. El concepto mediante el cual se puede realizar la captación de luz natural es muy simple, aunque implementar un sistema puede ser complejo y costoso. Se trata de instalar un sistema que permita reducir o eliminar la iluminación eléctrica artificial cuando hay suficiente luz solar.

Anuncios

Hay dos métodos utilizados para lograr esto: conmutación y atenuación. Un sistema de captación de luz diurna de conmutación generalmente tiene tres o cuatro niveles de intensidad de luz eléctrica. Estos pueden variar de cero por ciento a 100 por ciento. Esto significa que cuando el sistema está al 50%, aproximadamente la mitad de la luz que ilumina un edificio debe provenir de la luz del día, mientras que la otra mitad proviene de la electricidad. Un sistema de conmutación es generalmente más fácil y económico de instalar que un sistema de atenuación, pero los ahorros de energía también tienden a ser menores.

Los sistemas de atenuación brindan más flexibilidad porque hay más opciones de reducción de electricidad. Estos sistemas generalmente permiten que la salida eléctrica oscile entre el 1 y el 100 por ciento. Un sistema de atenuación, por lo tanto, puede resultar en mayores ahorros porque tiene el potencial de ser más eficiente. Si, por ejemplo, solo el 46 por ciento de la luz necesaria debe ser proporcionada por electricidad, se puede usar esa cantidad exacta, mientras que con un sistema de conmutación el usuario tendría que usar el 50 por ciento, lo que generaría desperdicio. Aunque los ahorros pueden ser mayores con un sistema de atenuación, el costo inicial también es mayor debido a los materiales adicionales necesarios y la mayor complejidad de la instalación.

Hay dos formas de controlar un sistema de aprovechamiento de la luz del día: manual o automáticamente. La operación manual requiere que una persona aumente o reduzca la salida eléctrica cuando sea necesario. Los controles automáticos requieren un fotosensor, que determina las necesidades de iluminación actuales y ajusta la salida eléctrica en consecuencia.

La recolección de la luz del día tiende a generar varias preocupaciones. Para empezar, generalmente es difícil garantizar el rendimiento de un sistema de este tipo, lo que puede provocar la decepción de los usuarios que esperan un mayor ahorro de energía. La penetración de la luz del día en un edificio o parte de un edificio puede presentar desafíos que afectan la eficiencia del sistema. También se teme que este tipo de estrategia de energías alternativas pueda tener un efecto negativo en el comercio debido a la percepción de los clientes.

Anuncios

 

Significado | Concepto | Definición:

Anuncios

La captación de luz natural es una opción de energía alternativa que tiene el potencial de lograr varios objetivos, como reducir la demanda eléctrica y recortar costos. Para ello, la luz que se produce mediante la electricidad se reduce en proporción a la luz del día disponible. Esta táctica se usa generalmente en edificios comerciales.

Trabajador

El aumento de la preocupación por la sostenibilidad y la energía más limpia tienden a ser las principales fuerzas impulsoras de la captación de luz natural. Esta opción de energía alternativa se comercializa comúnmente como un método para reducir el uso de iluminación fluorescente, que se cree que es responsable de una parte significativa de las facturas de energía comercial. El concepto mediante el cual se puede realizar la captación de luz natural es muy simple, aunque implementar un sistema puede ser complejo y costoso. Se trata de instalar un sistema que permita reducir o eliminar la iluminación eléctrica artificial cuando hay suficiente luz solar.

Anuncios

Hay dos métodos utilizados para lograr esto: conmutación y atenuación. Un sistema de captación de luz diurna de conmutación generalmente tiene tres o cuatro niveles de intensidad de luz eléctrica. Estos pueden variar de cero por ciento a 100 por ciento. Esto significa que cuando el sistema está al 50%, aproximadamente la mitad de la luz que ilumina un edificio debe provenir de la luz del día, mientras que la otra mitad proviene de la electricidad. Un sistema de conmutación es generalmente más fácil y económico de instalar que un sistema de atenuación, pero los ahorros de energía también tienden a ser menores.

Los sistemas de atenuación brindan más flexibilidad porque hay más opciones de reducción de electricidad. Estos sistemas generalmente permiten que la salida eléctrica oscile entre el 1 y el 100 por ciento. Un sistema de atenuación, por lo tanto, puede resultar en mayores ahorros porque tiene el potencial de ser más eficiente. Si, por ejemplo, solo el 46 por ciento de la luz necesaria debe ser proporcionada por electricidad, se puede usar esa cantidad exacta, mientras que con un sistema de conmutación el usuario tendría que usar el 50 por ciento, lo que generaría desperdicio. Aunque los ahorros pueden ser mayores con un sistema de atenuación, el costo inicial también es mayor debido a los materiales adicionales necesarios y la mayor complejidad de la instalación.

Hay dos formas de controlar un sistema de aprovechamiento de la luz del día: manual o automáticamente. La operación manual requiere que una persona aumente o reduzca la salida eléctrica cuando sea necesario. Los controles automáticos requieren un fotosensor, que determina las necesidades de iluminación actuales y ajusta la salida eléctrica en consecuencia.

La recolección de la luz del día tiende a generar varias preocupaciones. Para empezar, generalmente es difícil garantizar el rendimiento de un sistema de este tipo, lo que puede provocar la decepción de los usuarios que esperan un mayor ahorro de energía. La penetración de la luz del día en un edificio o parte de un edificio puede presentar desafíos que afectan la eficiencia del sistema. También se teme que este tipo de estrategia de energías alternativas pueda tener un efecto negativo en el comercio debido a la percepción de los clientes.

Anuncios

 

Mira estos Artículos

Subir