La retención de clientes se refiere a mantener el negocio de un cliente en lugar de que el cliente utilice los servicios o productos de la competencia. Las empresas quieren reducir las deserciones de clientes a sus competidores porque podría resultar en una reducción en su participación de mercado y ganancias. La retención del servicio al cliente es una estrategia de marketing popular , ya que implica centrarse en cumplir o superar las expectativas de los clientes para mantener su lealtad.

Un excelente servicio al cliente puede ayudar a una empresa a retener clientes.

Cuando las personas se sienten leales a una determinada marca o negocio, es menos probable que se sientan persuadidas por los anuncios y las ofertas de la competencia. Mantener la retención de clientes a través de programas de fidelización es un método comúnmente utilizado por muchas empresas en la actualidad. Un programa de lealtad generalmente implica una tarjeta de membresía gratuita y recompensas por compras.

Las tarjetas de satisfacción de los clientes pueden ayudar a una empresa a determinar si es necesario realizar cambios para mantener a los clientes.

Los incentivos de recompensa pueden ser por precios de descuento adicionales o premios que se pueden obtener por recompensas de puntos. Por ejemplo, muchas aerolíneas otorgan puntos de millas aéreas que se pueden ahorrar para viajes aéreos gratuitos o premios como equipaje o una noche de cortesía en el hotel. Si los consumidores acumulan puntos por los artículos que desean, es probable que sigan utilizando los productos o servicios de la empresa que ofrece la promoción. De esta manera, se puede lograr la retención de clientes.

Dar descuentos a los clientes actuales es generalmente una buena forma de retener a los clientes.

Sin embargo, la forma más duradera de retener a los clientes es a través de un servicio concienzudo que incluye el seguimiento de cualquier problema o queja. Si un consumidor tiene una experiencia de compra negativa con una empresa, es posible que se ocupe de ese negocio con menos frecuencia o nunca. Sin embargo, si la empresa se disculpa sinceramente y se toma el tiempo para que un representante cortés llame al cliente de vez en cuando para ver cómo pueden satisfacer sus necesidades, el consumidor puede reconsiderar y seguir tratando con esa empresa a pesar de cualquier desagrado pasado.

Las aerolíneas suelen recompensar a los clientes con millas aéreas que pueden canjearse por vuelos gratis.

Las encuestas de satisfacción sobre el servicio al cliente, así como los productos de una tienda, pueden ayudar a una empresa a encontrar áreas de mejora que pueden ayudarla a retener clientes. Los consumidores pueden ver las encuestas breves y reflexivas que piden la opinión del cliente como una señal de que la empresa se preocupa por las personas a las que sirve. Cuando las empresas realmente escuchan a sus clientes y están dispuestas a hacer cambios para complacerlos, pueden lograr una retención exitosa de los clientes.

El seguimiento de cualquier problema o queja puede ayudar con la retención de clientes.

Los estudios demuestran que es mucho menos costoso para una empresa gastar dinero en la retención de clientes que en adquirir nuevos clientes. Incluso las estrategias más pequeñas, como celebrar un día de agradecimiento al cliente o recordar los cumpleaños del cliente, ayudan a crear la lealtad del consumidor. Por supuesto, ninguna estrategia puede compensar un producto deficiente o un servicio constantemente malo. Las empresas que supervisan regularmente sus operaciones diarias y realizan las mejoras necesarias son las que tienen más probabilidades de tener éxito en la retención de sus clientes.

Los días de apreciación del cliente pueden ayudar a retener a los clientes existentes.