Una comunidad puede utilizar turbinas eólicas para generar energía y apoyar la sostenibilidad local.

La sostenibilidad local es un enfoque integrado de diseño comunitario que protege los recursos naturales al tiempo que promueve el crecimiento económico . La sostenibilidad local no es una iniciativa única, sino más bien una colección de ideas para ayudar a las comunidades a satisfacer sus necesidades cerca de casa. Esto puede incluir todo, desde la vivienda hasta los alimentos y el consumo de energía. El concepto enfatiza que las necesidades de la comunidad deben satisfacerse localmente y con soluciones cívicas que ayuden a los municipios a ser autosuficientes. Los defensores creen que hacerlo protege el medio ambiente y fomenta la reinversión del área.

Una comunidad local podría usar paneles solares para generar energía sostenible.

El desarrollo sostenible es un componente principal de la sostenibilidad local. Dicho desarrollo trabaja con los recursos naturales de un área y fomenta el crecimiento que no pone en peligro la capacidad de las generaciones futuras para usar la tierra. Por ejemplo, el desarrollo sostenible podría requerir la prohibición de los centros comerciales que requieren deforestación y un gran consumo de energía a favor de desarrollar un distrito comercial en el centro de la ciudad con negocios de propiedad local. Otra estrategia puede involucrar un sistema de transporte público integral que desaliente el uso individual del automóvil para ir al trabajo. Estos enfoques pueden fomentar el crecimiento económico sin agotar los recursos naturales.

Las comunidades sostenibles a menudo establecen mercados de agricultores para fomentar el consumo de alimentos cultivados localmente.

La producción y el consumo de alimentos también figuran en gran medida en la sostenibilidad local. Las comunidades sostenibles suelen establecer mercados de agricultores que ofrecen alimentos cultivados y producidos localmente, como frutas, verduras, lácteos, pan y carnes. Esto permite a los consumidores también evitar los alimentos que se han enviado y utilizar cantidades excesivas de energía en el proceso de transporte. Los mercados también ayudan a las comunidades a saber exactamente de dónde provienen sus alimentos y apoyan a las empresas locales .

Farmers’ and other local markets help community members know where their food comes from, as well as how it was grown.

Even energy consumption, typically thought of as corporate domain, has become important in the local sustainability movement. Communities can maximize natural resources to help provide energy in a more sustainable way. For example, solar panels or wind turbines that generate power produce cleaner energy compared to oil-based corporate power companies. After the initial equipment investment, these alternative strategies may even provide free energy, which helps residents and businesses save money.

Local efforts toward sustainability shuns large corporate involvement. Residents are encouraged to buy local and support small businesses over corporate chains. Supporters believe that this non-corporate philosophy allows economic growth to benefit the community as opposed to a far-flung corporate entity that may not reinvest profits locally.

Sustainability requires establishing a new mindset that needs can be met close to home, therefore necessitating cooperation between residents and the government. Initiatives may fail if, for example, residents desire a walkable merchant area but government officials instead approve plans for big box stores. Similarly, officials who seek a local transportation system should work with residents to devise one that will be of the most use. Collaboration may help ensure that elected officials and residents each know the community’s needs and what is feasible to meet those needs when the goal is local sustainability.