La tensión sexual es una situación que puede surgir entre dos o más personas cuando se sienten atraídas entre sí, pero no pueden o no quieren actuar sobre esa atracción. En cine, ficción y televisión, es un recurso de trama muy utilizado; Probablemente pueda pensar en algunos ejemplos de personajes famosos que se sienten atraídos entre sí pero que no pueden actuar en consecuencia, como el Sr. Darcy y Elizabeth en Orgullo y prejuicio . Además de ocurrir en escenarios de ficción, por supuesto, la tensión sexual también ocurre en la vida real.

La tensión sexual se crea cuando dos personas se sienten atraídas entre sí pero temen actuar en consecuencia.

Esta situación puede tener diferentes efectos en diferentes personas, según el tipo de atracción que sienten, sus propias emociones y patrones de comportamiento. A menudo, la tensión sexual se manifiesta en forma de conversaciones incómodas llenas de preguntas cargadas y capas de significado. Algunas personas también experimentan sentimientos físicos, como la sensación de que las chispas vuelan entre ellos y el objeto de interés, o una mayor conciencia física de la otra persona. Los pensamientos también pueden volverse frecuentemente hacia el objeto de interés, lo que a veces causa vergüenza o confusión.

La tensión sexual puede ocurrir cuando dos personas trabajan en estrecha colaboración.

A veces, las personas pueden volverse muy adversarias cuando experimentan atención sexual y luchan con su sentido de atracción. La historia clásica sobre los niños pequeños que se tratan mal entre sí para difundir su interés mutuo también se aplica a los adultos, y esas relaciones de confrontación suelen dar lugar a una gran ficción, cine o televisión. En Much Ado About Nothing , por ejemplo, Beatrice y Benedict intercambian púas constantemente antes de casarse finalmente.

Muchos autores son expertos en extraer la tensión sexual, permitiendo que la trama hierva.

En la ficción, la tensión sexual puede ser un gran recurso para la trama. A medida que la tensión se acumula lentamente entre los personajes, la audiencia no puede evitar sentirse atraída, comparando la relación que crece lentamente con sus propias experiencias de vida. Muchos autores y cineastas son bastante expertos en eliminar la tensión, permitiendo que la trama hierva antes de finalmente liberar la tensión y marcar el final de la historia.

La tensión sexual con alguien fuera de una relación a menudo causa problemas.

La televisión episódica también se basa en gran medida en la tensión sexual y, a veces, la resolución de la tensión marca el final de la serie, ya que los espectadores sienten menos atracción cuando ven una relación feliz entre los personajes. En otras series, la resolución de la tensión crea una nueva dirección para la serie y la historia, pero los autores logran mantener la historia interesante creando una nueva dinámica entre los personajes. Las telenovelas en particular son famosas por sacar la tensión sexual y crear redes enredadas de relaciones sexuales y atracción.

La tensión sexual a menudo ocurre en los jóvenes que pasan mucho tiempo juntos.