Descubre las ventajas de la terapia de vapor para tu bienestar

Anuncios

La terapia de vapor es un tratamiento predominantemente médico prescrito para quienes padecen una amplia variedad de dolencias, desde hipertensión y alergias hasta cáncer y artritis . Algunos spas y centros de bienestar también ofrecen terapia de vapor como medio de relajación y desintoxicación corporal. El objetivo principal de la terapia de vapor es exponer la piel al vapor de agua caliente, que puede inducir fiebre temporal, abrir los poros y promover la oxigenación del torrente sanguíneo. El tratamiento puede ser tan informal como sentarse en una sala de vapor o estar de pie durante un tiempo prolongado en una ducha caliente, pero generalmente se administra con una máquina de terapia de vapor especialmente diseñada.

Una sala de vapor.

En la mayoría de los casos, el vapor utilizado en la terapia de vapor es poco más que el vapor de agua calentado hasta una cierta temperatura, generalmente al menos 100 grados Fahrenheit (aproximadamente 38 grados Celsius). Los pacientes están expuestos al vapor en espacios cerrados durante entre 15 minutos y una hora, dependiendo del resultado deseado. A veces, se agregan aditivos al vapor para mejorar el efecto. La terapia de vapor con ozono , por ejemplo, incorpora ozono de vida media, conocido por sus principios de desintoxicación y purificación corporal. Los aceites de aromaterapia también se pueden agregar al vapor, particularmente el vapor destinado a ser inhalado, para mejorar el efecto relajante.

Anuncios

El principal objetivo de la terapia de vapor es exponer la piel al vapor de agua caliente.

La inhalación de vapor se utiliza principalmente en tratamientos de spa electivos y estéticos. En un entorno de spa, los clientes a menudo se sientan en una sala de vapor dedicada o en un baño de vapor y se les indica que respiren profundamente y se relajen. El vapor tibio hace que los poros de la piel se abran, lo que le permite absorber mejor la humedad. El vapor también puede humedecer y estimular los pulmones. Los clientes suelen salir de la terapia de baño de vapor o de la terapia de baño de vapor sintiéndose renovados, rejuvenecidos y relajados.

Tomar una ducha larga y caliente puede ser una forma simple de terapia de vapor.

Estos mismos beneficios de relajación también pueden llegar a los pacientes de terapia de vapor médica, aunque rara vez son el objetivo principal. En la mayoría de los entornos clínicos, el objetivo principal es la desintoxicación y el reequilibrio del torrente sanguíneo. En la mayoría de los casos, estos resultados se consiguen simulando fiebre.

Anuncios

Una máquina de terapia de vapor médica es un artilugio en forma de caja en el que los pacientes están encerrados hasta el cuello. A veces, estas máquinas orientan a los pacientes en una posición de pie, mientras que otras están diseñadas para usarse acostadas. El vapor se limita al cuerpo, dejando la cabeza y el rostro intactos.

Cuando la piel del paciente se expone a vapor caliente en el tratamiento de vapor médico, sus poros comienzan a abrirse y el cuerpo comienza a sudar como si tuviera fiebre. Mientras haya vapor, ese sudor no se puede evaporar. Esto a menudo tiene el efecto de obligar al sistema inmunológico del cuerpo a ponerse en marcha a toda velocidad, y las toxinas y los productos químicos extraños pueden eliminarse más rápidamente del cuerpo. La terapia de vapor de esta variedad es particularmente útil para pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia .

Los pacientes con cáncer también pueden beneficiarse de la terapia de vapor con ozono, en la que se infunde ozono parcialmente desactivado en el agua antes de que se cueza al vapor. Esto permite que el ozono pase más fácilmente al torrente sanguíneo, proporcionando oxígeno adicional a los órganos y tejidos estresados. El vapor de ozono también puede ser beneficioso para los pacientes que padecen artritis reumatoide, insuficiencia renal o una serie de otras dolencias orgánicas.

La exposición prolongada al vapor también se prescribe de forma rutinaria para los artríticos. El calor del vapor puede hacer que las articulaciones se ablanden y lubriquen, aliviando temporalmente el dolor y la presión. Incluso las infecciones y enfermedades comunes se pueden curar, o al menos ayudar, mediante la exposición regular al vapor. Cuando se controla, el vapor como tratamiento tiene muy pocos efectos secundarios.

Anuncios

 

Mira estos Artículos

Subir