Vitamina E: Importancia y Fuentes Alimenticias

Anuncios

Con toda la prensa reciente que ha recibido la vitamina E, se ha dicho relativamente poco sobre los hechos reales. Por ejemplo, podría sorprenderle saber que la vitamina E no es en realidad un solo compuesto, sino varios compuestos diferentes, todos con actividad de vitamina E.

Uno, el d-alfa-tocoferol, tiene la mayor actividad. Otros compuestos con actividad de vitamina E son, como era de esperar, beta-tocoferol, gamma-tocoferol y delta-tocoferol.

La existencia de la vitamina E se insinuó por primera vez en 1922. Las ratas de laboratorio alimentadas con dietas purificadas perdieron su capacidad reproductiva; las ratas macho se volvieron estériles y las ratas hembra reabsorbieron sus fetos o dieron a luz crías deformadas o muertas.

Anuncios

Sin embargo, la adición de alimentos como lechuga, trigo, carne o mantequilla a la dieta de los animales proporcionó un factor desconocido que previno estos problemas reproductivos.

Aislado en 1936, los descubridores lo llamaron tocoferol, del griego que significa “dar a luz”. Más tarde, la sustancia se conoció como vitamina E.

Curiosamente, los investigadores notaron que los síntomas de la deficiencia variaban de una especie a otra. En los conejos, por ejemplo, la deficiencia de vitamina E resultó en una enfermedad muscular degenerativa.

Anuncios

Debido a que estos síntomas eran similares a los observados en humanos con distrofia muscular, los investigadores esperaban que la vitamina E pudiera curar o prevenir esta enfermedad paralizante. También había muchas esperanzas de que la vitamina pudiera ayudar a tratar la infertilidad y la esterilidad. Sin embargo, desde 1938, los estudios en humanos no han podido confirmar ninguno de estos beneficios.

Los científicos han podido aislar muchos beneficios que puede brindar la cantidad adecuada de vitamina E. En la siguiente sección, aprenderemos sobre las muchas ventajas para la salud de consumir la dosis correcta de vitamina E.

Esta información es únicamente con fines informativos. NO TIENE LA INTENCIÓN DE PROPORCIONAR ASESORAMIENTO MÉDICO. Ni los editores de Consumer Guide (R), Publications International, Ltd., el autor ni el editor asumen responsabilidad por las posibles consecuencias de cualquier tratamiento, procedimiento, ejercicio, modificación dietética, acción o aplicación de medicamentos que resulten de leer o seguir la información contenida en esta información.

Anuncios

La publicación de esta información no constituye la práctica de la medicina y esta información no reemplaza el consejo de su médico u otro proveedor de atención médica. Antes de emprender cualquier curso de tratamiento, el lector debe buscar el consejo de su médico u otro proveedor de atención médica.