La xilosa es una forma de azúcar que proviene de sustancias leñosas como paja, mazorcas de maíz, cáscaras de nueces y cáscaras de semillas de algodón. Hay una serie de beneficios al usar xilosa en lugar del azúcar de mesa regular. Es seguro, saludable, libre de toxinas y permite a las personas satisfacer su apetito por alimentos dulces sin aumentar de peso y otros problemas comúnmente asociados con el azúcar. El edulcorante puede ayudar a combatir infecciones, restaurar los desequilibrios hormonales y tratar otros problemas de salud.

La xilosa puede ayudar a perder peso cuando se usa en lugar de otros alimentos dulces.

Este sustituto del azúcar se hizo popular en Japón y en toda Europa en la década de 1960. Se introdujo con éxito en los Estados Unidos con la aprobación de la FDA en 1963. Desde entonces, la sustancia ha servido como edulcorante de alimentos y como remedio para ciertos problemas de salud.

La xilosa se puede encontrar en cáscaras de nuez.

La versatilidad es una característica importante de la xilosa, ya que tiene muchas formas y usos. La sustancia está disponible en forma líquida y la forma cristalizada es un sustituto apropiado del azúcar granulado que se utiliza para hornear. Algunas personas también han usado xilitol, un alcohol de azúcar que es un producto de la xilosa.

La xilosa no daña los dientes, por lo que su uso en pasta de dientes es seguro.

Como edulcorante, proporciona una alternativa mucho más saludable al azúcar regular. La tasa a la que el cuerpo absorbe el azúcar de mesa es mucho mayor que la tasa de absorción de xilosa. Las personas pueden consumir mucho más de este producto sin efectos nocivos.

Algunas pastas de dientes contienen xilitol, un alcohol de azúcar que es un subproducto de la xilosa.

No es sorprendente que las personas que siguen dietas estrictas usen xilosa. Muchos alimentos dietéticos y bajos en calorías contienen la sustancia porque tiene un alto contenido de fibra, no contiene carbohidratos y muchas menos calorías que el azúcar. La fibra ayuda tanto a la pérdida de peso como a la digestión, mientras que la falta de carbohidratos y el bajo recuento de calorías la convierten en una opción adecuada para muchos tipos de dietas.

La xilosa es una alternativa más saludable al azúcar de mesa tradicional.

Los posibles beneficios para la salud no terminan con la pérdida de peso y la salud digestiva. La xilosa es antibacteriana, antifúngica y contiene agentes curativos naturales que ayudan en dolencias que van desde infecciones nasales y de oído hasta desequilibrios hormonales. La sustancia también reduce los niveles de insulina, mejora el sistema inmunológico y puede aumentar la densidad ósea en pacientes mayores. También puede ayudar a aliviar los síntomas de alergia y asma al disminuir las bacterias que viven en la cavidad nasal.

La xilosa puede ser una buena alternativa a los sustitutos artificiales del azúcar al endulzar el café y otras bebidas calientes.

Otro beneficio del edulcorante es una mayor salud bucal. La xilosa no daña los dientes como el azúcar de mesa, por lo que es seguro usarla en pasta de dientes, enjuague bucal y goma de mascar. El sustituto del azúcar también tiene propiedades que combaten las caries y la enfermedad de las encías. También puede mejorar algunas de las caries y daños causados ​​por la enfermedad de las encías porque disminuye la cantidad de bacterias que se adhieren a los dientes.

La mayor parte de la dieta de un diabético debe estar compuesta por alimentos no procesados, aunque el sustituto ocasional del azúcar está bien para la mayoría de las personas.