La zanahoria halwa es un postre tradicional de la India que utiliza la zanahoria de una manera única. Este plato se compone básicamente de zanahorias cocidas ralladas con algunos ingredientes adicionales. Un componente lácteo importante también se suma al plato.

Zanahorias.

Una de las primeras etapas para hacer halwa de zanahoria consiste en freír o saltear nueces y otros artículos en mantequilla o mantequilla clarificada. Algunos cocineros usan una mantequilla clarificada del sur de Asia llamada ghee. Esto proporciona una especie de base para el plato y ayuda a evitar que se queme cuando el plato se cocina en una sartén.

Algunos cocineros agregan pasas a su halwa de zanahoria.

Junto con las nueces, algunos cocineros agregan pasas al plato. Esto le da al producto terminado un sabor dulce adicional. Otros cocineros agregan más edulcorantes como azúcar en polvo o productos similares.

Por lo general, cocina zanahorias ralladas en trozos relativamente gruesos y agrégalas a la sartén u otra superficie de cocción. Al mismo tiempo, el cocinero suele agregar leche. La leche se hervirá, proporcionando algo de la textura del plato.

Es importante tener en cuenta que, además de la leche, muchos cocineros que preparan la clásica halwa de zanahoria india también agregarán productos lácteos comúnmente llamados quesos blandos al plato. En muchos casos, estos quesos no son más que los productos de la leche hervida que se ha separado. Un cocinero puede colar los sólidos de la leche a través de una gasa y usar la cuajada restante para proporcionar una adición de leche más espesa a la halwa de zanahoria. Algunos llaman a estos productos “ paneer ” o queso de pasta blanda; otros pueden simplemente referirse a ellos como sólidos lácteos.

Además de proporcionar los trozos de zanahorias ralladas del tamaño correcto, es ideal usar una sartén más ancha y plana para la halwa de zanahoria a fin de mantener delgada la capa de cocción. Esto ayudará al cocinero a crear una textura uniforme para el plato. Algunos cocineros también agregarán los ingredientes secundarios, como las pasas, al final para evitar que se cocinen demasiado.

El plato de halwa de zanahoria se puede servir de muchas formas diferentes. Una presentación común es el método de “tazón moldeado”, en el que los cocineros trituran una porción de la comida en un recipiente y luego la ponen boca abajo para que la comida del plato tenga una forma ordenada y uniforme. Otros platos se presentan en el fondo de un tazón para servir, con varias guarniciones de colores. Algunos cocineros colocan pequeñas guarniciones en forma de estrella u otros patrones en la superficie de la halwa de zanahoria. El resultado final puede ser popular en restaurantes gourmet o en cualquier lugar donde se conozca este plato del sur de Asia.