Significado de Liberalismo

El liberalismo es una doctrina que busca defender la libertad de los individuos, desconfiando del poder ejercido por el Estado.

Después de todo, la “libertad” a menudo se entiende como una vida sin obstáculos ni represiones. Cuando surgió el liberalismo, su objetivo de crítica fueron los estados y reyes absolutistas que influyeron demasiado en la vida de las personas.

que es liberalismo significado concepto definicion

Hoy, el debate ya es diferente porque el contexto es diferente.

Estado Mínimo

Una de las características del liberalismo es la crítica de los poderes estatales. En este sentido, las opiniones difieren: hay pensadores que sostienen que el Estado es importante para garantizar lo básico de la vida y eso es todo; otros, que el aparato estatal debe hacer más para proteger a los individuos de la represión.

El primer caso se refiere a grupos que defienden el estado mínimo. Por lo tanto, este liberalismo argumenta que el poder estatal debería interferir lo menos posible en la economía, principalmente, y trabajar solo para garantizar los derechos políticos y de propiedad.

El segundo caso, que critica a los defensores del estado mínimo, suele ser el grupo que argumenta a favor del estado de bienestar.

En otras palabras, hay factores como la pobreza y la discriminación que reprimen y reducen la libertad de las personas, y el Estado debe manejar estos problemas.

Características del Liberalismo

Por mucho que haya diferentes puntos de vista sobre el liberalismo, hay algunas características principales que se pueden plantear para definir esta filosofía. De esta manera, también es posible evitar algunos errores. Vea abajo:

Garantía de Libertad

La idea central en esta doctrina es “libertad“, y cada pensador puede definir este término de manera diferente. Sin embargo, la noción liberal argumenta que las personas deben ser liberadas de las prohibiciones y restricciones en sus vidas para hacer lo que quieran.

Racionalidad

Teniendo una de sus inspiraciones de la Ilustración, la corriente liberal se basa en la confianza en la racionalidad de los individuos.

Por lo tanto, es a través de la razón y decisiones bien consideradas que las personas pueden resolver sus problemas y tomar decisiones.

Atención al Individuo

La doctrina liberal es una de las filosofías que dirige su atención al individuo, es decir, que una persona debe ser vista en sí misma, independientemente de su pertenencia a un grupo o clase social.

Preocupación por el Poder

Como surge en el contexto de los gobiernos absolutistas, el liberalismo se preocupa por la distribución del poder.

Por lo tanto, los pensadores liberales generalmente desconfían de las autoridades y los organismos que concentran gran poder.

Progreso

Al contrario del pensamiento conservador o revolucionario, la idea liberal está más relacionada con el progreso o las reformas.

En otras palabras, los cambios se pueden lograr gradualmente con el tiempo, con la acumulación de experiencia y conocimiento.

Estas son algunas de las características fundamentales de la filosofía liberal. Sin embargo, también es necesario tener en cuenta que estos argumentos son refutados y criticados por otras posiciones políticas y económicas.

Tipos de Liberalismo

Económico

El liberalismo económico se centra, por supuesto, en cuestiones económicas relacionadas con la libertad.

Por lo tanto, los pensadores liberales argumentan que el estado debería interferir lo menos posible en la economía para alentar los mercados libres y las iniciativas privadas.

El autor clásico de esta doctrina es Adam Smith, con sus famosas proposiciones como la “mano invisible del mercado“, es decir, según su concepción, la economía puede funcionar y desarrollarse de acuerdo con sus propias leyes, independientemente del estado. Sin embargo, estas ideas se disputan actualmente.

Político

El liberalismo político está relacionado con la conquista de los derechos civiles y políticos, como la libertad de ir y venir, la igualdad ante la ley y la posibilidad de votar.

Por lo tanto, es una base fundamental de la democracia liberal que conocemos.

Estas ideas fueron influenciadas por la Ilustración que abogó por la racionalidad, la autonomía y la individualidad de las personas.

Por lo tanto, el Estado debe garantizar y respetar estos derechos básicos. De ahí provienen los derechos humanos, por ejemplo.

Liberalismo Francés

El famoso lema “igualdad, libertad y fraternidad” tiene su origen en la Revolución Francesa del siglo XVIII y tiene una fuerte inspiración liberal. En ese contexto, hubo un proceso de crítica y lucha contra la monarquía absolutista.

Con la crisis del estado absolutista, los privilegios de la monarquía, los lujos de la aristocracia, los poderes de la Iglesia y las posesiones hereditarias fueron fuertemente disputados.

Ahora, el individuo debería estar libre de estas represiones. Por lo tanto, el liberalismo y su movimiento francés fueron hitos importantes en el desarrollo del capitalismo.

Liberalismo y Neoliberalismo

Después de las críticas y el derrocamiento de los estados absolutistas, los pensadores liberales encontraron otro contexto para la reflexión. Ahora, el poder estatal no era la mera fuente de represión contra los individuos.

De hecho, hubo problemas como la pobreza y la discriminación que también restringieron la libertad individual. Por lo tanto, el Estado debería trabajar para gestionar y reducir la desigualdad social. En este contexto, el estado de bienestar aparece en parte.

Sin embargo, este modelo de estado de bienestar pronto es criticado por una nueva doctrina: el neoliberalismo.

En este nuevo aspecto, la garantía de los derechos sociales se llama “asistencia social“, vista como algo negativo. Así, reaparecen las ideas del liberalismo económico y del estado mínimo.