Significado de Monarquía Constitucional

La monarquía constitucional es el sistema de gobierno donde la posición del monarca (rey, emperador o figura similar) se establece en la constitución local. El soberano gobierna de acuerdo con la constitución, es decir, de acuerdo con la ley, en lugar de tomar decisiones basadas en su libre albedrío.

El soberano tiene el papel de jefe de estado, y su función es garantizar el funcionamiento normal de las instituciones de la nación. El poder legislativo recae en un parlamento electo, que está facultado para crear y promulgar legislación. Para ejercer las funciones de jefe de gobierno, se elige un primer ministro, cuyas acciones son supervisadas por un parlamento.

En un sistema de monarquía constitucional, el soberano puede proponer la creación de leyes, pero no promulgarlas. Tal poder se atribuye al parlamento, después de la discusión. En casi todos los asuntos, el monarca actúa bajo el consejo de los ministros.

Sin embargo, como jefe de estado, nombra formalmente a los primeros ministros, aprueba ciertas leyes y otorga honores. El monarca también tiene el poder de veto, es decir, puede vetar un proyecto de ley que debería volver al parlamento para una mayor discusión, similar a la forma en que ocurre hoy en con respecto a las relaciones entre el presidente de la república y el congreso.

El jefe de estado también tiene funciones oficiales en relación con otras organizaciones, como las fuerzas armadas. La monarquía constitucional se desarrolló en el Reino Unido en los siglos XVIII y XIX, cuando el poder llegó a ser ejercido por los ministros del gabinete y por representantes electos del pueblo.

Desde mediados del siglo XIX, el formato de la monarquía constitucional se ha consolidado, y hoy, todos los países que adoptan el régimen monárquico de gobierno están organizados bajo el sistema de la monarquía constitucional.

que es monarquia constitucional significado caracteristicas ejemplos