Algunos vinos elaborados con uvas Nebbiolo se fermentan en barricas de roble francés.

Nebbiolo es una uva tinta que se utiliza en el norte de Italia para producir algunos de los vinos más inspirados de la región. Es un vino tánico y ácido y, como tal, una variedad verdaderamente bien hecha puede envejecer hasta alcanzar una madurez que valga la pena el precio. La mayoría de los vinos elaborados con esta uva son, para decirlo sin rodeos, bastante malos. Cuando está mal elaborado, este puede ser un vino completamente poco interesante, con sabores fuertes y torpes que saludan el paladar con rudeza y dejan poco espacio para el desarrollo. Por esta razón, es raro encontrar esta uva cultivada en otro lugar que no sea el norte de Italia, y ninguna bodega fuera de esta región ha producido un vino de renombre centrado en Nebbiolo.

Muchos vinos Nebbiolo alcanzan sus mejores décadas después de ser embotellados.

En el norte de Italia, sin embargo, hay dos regiones particularmente conocidas por exhibir esta uva. Tanto el vino Barolo como el Barbaresco se elaboran con Nebbiolo – Barolo usa solo esta uva, mientras que Barbaresco agrega una pequeña cantidad de otra uva en ocasiones. Barolo es aclamado por muchos como el gran vino de Italia. Debido al tanino pesado que se encuentra en las uvas, los Barolos son casi siempre vinos extremadamente tánicos. Aquellos que aman el vino y están dispuestos a dejar que un Barolo envejezca adecuadamente encontrarán que esta uva produce unos vinos increíbles y complejos.

Los vinos Barolo se elaboran con la uva roja Nebbiolo de Italia.

Algunas bodegas más nuevas y algunas establecidas con una inclinación moderna están comenzando a usar Nebbiolo para hacer vinos más afrutados que tienen un atractivo más amplio, particularmente en el Nuevo Mundo, donde los vinos fuertemente tánicos son menos aceptados. Para lograr esto, los vinos se dejan fermentar solo por un tiempo muy corto, para no empapar demasiados taninos de los hollejos de las uvas. También se suelen colocar en barricas nuevas de roble francés. Estos Nebbiolos de estilo más nuevo a menudo se comparan con Burgundies o Pinot Noirs más ligeros.

Nebbiolo es una uva tinta que se utiliza en el norte de Italia para producir algunos de los vinos más inspirados de la región.

Los vinos elaborados con esta uva comienzan su vida muy oscuros, y a medida que maduran van adquiriendo una tonalidad más clara, casi anaranjada. El bouquet de un Nebbiolo tiende a frutas, especialmente bayas de verano y mermeladas. En cuanto al sabor, una buena cosecha exhibe sabores terrosos y mohosos, con notas florales y toques de menta. Un buen vino Nebbiolo de una región como Barbaresco o Barolo debe envejecerse durante al menos cinco a diez años después de su lanzamiento. La mayoría están diseñados para envejecer mucho más tiempo que esto, y algunos llegan a sus mejores décadas después de ser embotellados.

Nebbiolo también se puede convertir en un espíritu llamado grappa di Barolo . Este aguardiente suele elaborarse con las sobras de un prensado. Después de unos años de envejecimiento, se convierte en un alcohol más suave bastante respetable.