Significado de Ouroboros

Ouroboros es un símbolo místico que representa el concepto de eternidad, a través de la figura de una serpiente (o dragón) que se muerde la cola.

Basado en la semiótica, la representación circular de ouroboros simboliza la constante evolución y movimiento de la vida.

que es ouroboros significado concepto definicion

Además de otros significados como la autofecundación, la resurrección, la creación, la destrucción y la renovación.

Etimológicamente, la palabra ouroboros se originó de la combinación de los términos griegos ourá, que significa “cola“, y boros, que significa “comer” o “devorar“.

También conocido como oroboro o uróboro, este símbolo ha estado presente en diversas culturas y religiones a lo largo de los siglos.

Tradicionalmente, ouroboros se usa como una representación de la creación del Universo y de todo lo que se considera eterno e infinito.

Actualmente, el símbolo de ouroboros se usa ampliamente como un tatuaje, que representa precisamente la idea original de renovación, eternidad y ciclo de vida.

Origen de Ouroboros

El primer registro conocido de ouroboros está presente en un texto funerario del antiguo Egipto, encontrado en la tumba del emperador Tutankamón.

Para los egipcios, este símbolo era la representación de la unión de Ra (dios del sol) y Osiris (dios de la vida, la muerte y la resurrección), lo que significa el concepto del principio y el fin de una era.

La creación de este símbolo estaría relacionada con la alquimia, una ciencia mística que, entre otros propósitos, buscó encontrar el “elixir de la vida y la inmortalidad“.

La representación de la serpiente ouroboros generalmente se interpreta negativamente por el cristianismo, ya que este animal representa a los seres infernales.

Sin embargo, vale la pena mencionar que la creación de ouroboros pertenece a culturas precristianas que, en este caso, atribuyeron un significado positivo al símbolo: evolución, reconstrucción, fertilización y cambio.

Con el tiempo, el símbolo del ouroboros ha sido absorbido por otras culturas, religiones y doctrinas místicas, como en el gnosticismo, el budismo, la masonería y algunas religiones africanas.

Incluso estando presente en diferentes culturas y asumiendo diferentes interpretaciones, la base de su significado es la idea de la creación eterna y continua.