Significado de Síndrome del Nido Vacío

El llamado síndrome del nido vacío es una condición caracterizada por la aparición de una condición depresiva por parte de los padres (generalmente afectando a la madre) luego de que los hijos abandonan el hogar, desde el momento en que se independizan, partiendo hacia otra casa.

Los cambios son parte de la evolución natural de la vida, parte de ella:

  • Período de crecimiento: cuando la asimilación se prepara para la madurez.
  • Período de madurez: cuando los procesos biológicos están enfocados al mantenimiento, reparación y procreación.
  • Período de decadencia: cuando el intercambio biológico se retrasa en relación con la necesidad de renovación y conduce a la muerte.

Cuando comienza el período de decadencia, muchos procesos, además del biológico, comienzan a perderse, englobando transacciones en la familia, ya sea en las tareas diarias, crecimiento personal o función parental.

Durante este período también pueden presentarse síntomas de depresión , dependencia y ruptura familiar como, por ejemplo, el síndrome del nido vacío, que fue definido por algunas culturas como el sufrimiento relacionado con la pérdida del rol de los padres por la salida de los hijos. de casa.

Habitualmente, el síndrome del nido vacío es puntual, es decir, tiene un tiempo determinado para terminar, y su duración se extiende desde el momento de la separación de los hijos hasta el establecimiento de un nuevo orden familiar.

Sin embargo, si la tristeza presente en el síndrome continúa y se acompaña de una falta de metas, puede convertirse en depresión.

Además, hay un hecho que agrava aún más la situación de las mujeres que ya son maduras: la menopausia.

Esto, a su vez, hace que la mujer se sienta envejecida, sin función reproductiva, con baja autoestima y su imagen reflejada en el espejo ya no le agrada, resultando en una mujer conmocionada emocionalmente.

La personalidad de cada individuo también influye en cómo se ve la separación, y los individuos más dramáticos sufren más. Si bien ya es seguro que esta separación ocurrirá, nadie está realmente preparado para ello.

Además, la intensidad del sufrimiento también depende de otros factores, como el motivo de la salida del niño del hogar de sus padres.

Cuando es por buenas razones, como matrimonio, universidad o incluso vivir solo, pero con la participación de los padres, el proceso se vuelve menos doloroso. Cuando se trata de peleas o muerte, el dolor es más intenso y de mayor duración.

Siempre es importante que la madre llene sus días de actividades. Si no trabajas es importante buscar cursos, compañía de amigos o incluso trabajo.

En este período, la ayuda de los niños es sumamente importante, y debe haber una inversión de roles, con los niños comenzando a “consolar” a los padres, especialmente a la madre.