Significado de Soberanía

La soberanía es el ejercicio de la autoridad que reside en un pueblo y que se ejerce a través de sus órganos constitucionales representativos.

El Diccionario define el concepto de soberanía como la autoridad suprema del poder público y como la alteza o excelencia no superada en ningún orden inmaterial.

¿Qué es la Soberanía?

La soberanía es la cualidad de algo o alguien que es soberano, una autoridad superior (con más poder y dominio) en comparación con los demás.

En soberanía, el poder se concentra en manos de un solo individuo, organización o institución. La soberanía también puede referirse al poder máximo que se le otorga a una persona o entidad en particular con respecto a un área o tema respectivo.

La soberanía de la corte de justicia pertenece al juez, siendo él quien tiene dominio y poder totales en relación con los demás, con respecto a aspectos de la ley.

En la esfera religiosa, la soberanía de Dios representa su poder máximo y absoluto sobre todas las cosas en la Tierra, de acuerdo con la mayoría de las creencias religiosas.

Significado Concepto y Definición de Soberanía

Tipos de Soberanía

Nacional

La soberanía nacional está destinada a todas las naciones independientes.  Tienen poder y dominio total dentro de sus límites territoriales, y están libres de la influencia o el mando ejercido por terceros Estados.

La soberanía de un Estado está formada por los diferentes órganos, instituciones y poderes que lo organizan. Por ejemplo, los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo ayudan a formar la soberanía nacional.

Popular

Es común en todas las naciones democráticas. La soberanía popular es una doctrina que le da al pueblo el control de la estructuración y organización del Estado.

Sucede a través de la idea del llamado “contrato social“, donde las personas dan su consentimiento a los representantes elegidos para que puedan gobernar.

Como regla general, este poder se materializa en forma de votación directa, donde las personas tienen derecho a elegir representantes que actuarán en los diversos sectores políticos del país.

Todos los ciudadanos también pueden postularse para cargos políticos, siempre que cumplan con los estándares básicos establecidos por la Constitución para ese propósito.

A los ojos de Jean Jacques Rousseau, el pueblo es soberano. Sin embargo, cada ciudadano es soberano y está sujeto simultáneamente ya que contribuye a la creación de autoridad.

Aunque, a su vez, está sujeto a esta misma autoridad y está obligado a obedecerla.

De esta manera, para Rousseau, todos los ciudadanos son libres e iguales, teniendo en cuenta que no son enviados por un individuo específico, sino que reciben órdenes de un sujeto indeterminado que representa la voluntad general.

Aunque Rousseau fue el más responsable del concepto de soberanía popular, fue Emmanuel-Joseph Sieyès quien trató de desarrollar la noción de soberanía nacional.

Para Sieyès, la soberanía está arraigada en la nación y no en la gente, ya que el legado histórico y cultural y los valores bajo los cuales se fundó la nación también deben tenerse en cuenta.

Según el derecho internacional, la soberanía se refiere al derecho de un estado a ejercer sus poderes. La violación de la soberanía de un país puede tener consecuencias trágicas, entre las cuales cabe mencionar el comienzo de un conflicto de guerra.