Significado y Función de Termostato

Un termostato es un dispositivo que se utiliza para controlar un sistema de calefacción o refrigeración para que mantenga una cierta temperatura o mantenga la temperatura dentro de un cierto rango.

En una casa, por ejemplo, este dispositivo puede encender automáticamente el sistema de calefacción cuando la temperatura en la casa baja o encender el aire acondicionado cuando hace demasiado calor.

A medida que el aire caliente o frío llena la habitación y se alcanza la temperatura deseada, el dispositivo apaga el sistema.

Hay dos tipos principales de termostatos: mecánicos y digitales. Muchos termostatos digitales también son programables, lo que permite al usuario establecer diferentes temperaturas preferidas para diferentes momentos del día o días de la semana.

Tipos de Termostato

Mecánicos

Un termostato mecánico utiliza medios físicos para medir la temperatura del aire y activar un interruptor que enciende un sistema de calefacción o aire acondicionado y lo apaga.

Existen varios tipos de tecnología de sensores que se pueden utilizar en termostatos mecánicos, como tiras bimetálicas, bolitas de cera, bombillas llenas de gas o tubos llenos de aire.

Cada uno de estos tipos de sensores reaccionará a los cambios de temperatura, como expandiéndose o contrayéndose, y activará el interruptor adecuado para subir o bajar la temperatura.

Las bombillas llenas de mercurio alguna vez se usaron comúnmente en termostatos, pero su uso ha sido descontinuado o prohibido en muchos lugares debido a los peligros del mercurio.

La más común de estas tecnologías en los termostatos domésticos es la tira bimetálica .

Esta tecnología utiliza dos tiras delgadas de diferentes metales, como cobre y hierro, cobre y acero y latón y acero, unidas y enrolladas en una bobina.

A medida que cambia la temperatura, los diferentes metales se expanden o contraen a diferentes velocidades, lo que hace que la tira se doble. Cuando la tira se dobla lo suficiente para tocar un contacto eléctrico y completar un circuito eléctrico , enciende el sistema de calefacción o refrigeración.

Si la temperatura cambia lo suficiente como para doblar la tira, se pierde el contacto y el sistema se apaga.

Digitales

Muchos hogares ahora tienen termostatos digitales, que utilizan sensores electrónicos en lugar de medios físicos para controlar los cambios de temperatura.

Según las temperaturas leídas por los sensores electrónicos, estos dispositivos encienden o apagan los sistemas de refrigeración o calefacción según sea necesario.

Un termostato digital generalmente requiere una o más baterías para funcionar. Los botones e interruptores permiten al usuario controlar la configuración, y una pantalla muestra la configuración, así como la temperatura actual.

Configurar un Termostato

Para configurar un termostato mecánico, el usuario generalmente debe girar un dial o mover una palanca. Un tipo común de termostato mecánico tiene un dial que tiene un rango de temperaturas impreso en él, y el usuario simplemente gira el dial hasta que una pequeña flecha o línea esté en la temperatura preferida.

Otro tipo es rectangular y tiene dos palancas que permiten al usuario establecer una temperatura mínima y una temperatura máxima.

Estos termostatos a menudo también tienen interruptores que permiten al usuario encender o apagar el sistema de calefacción o enfriamiento, así como cualquier ventilador de ventilación que pueda ser parte del sistema.

Al configurar termostatos digitales, en la mayoría de los casos, los usuarios simplemente miran las pantallas de visualización y pulsan los botones para ingresar la configuración deseada.

Algunos modelos más nuevos cuentan con pantallas táctiles en lugar de botones y pantallas de visualización independientes.

Para un modelo programable, el usuario puede optar por tener una configuración diferente para ciertos momentos, como cuando los residentes de la casa están durmiendo, cuando se despiertan por primera vez o cuando están en el trabajo o la escuela.

Los ajustes programables no solo pueden hacer que un hogar sea más cómodo, sino que también pueden ahorrar energía.evitando que el sistema de calefacción o refrigeración se encienda o apague innecesariamente, como cuando no hay nadie en casa.

Dependiendo del modelo, estos tiempos programados pueden ser cuando el dispositivo comienza a ajustar la temperatura, o el dispositivo puede comenzar a funcionar antes para que se alcance la temperatura deseada a la hora programada.

Configuración Ideal para el Hogar

La mayoría de las personas ajustan sus termostatos a las temperaturas o rangos en los que se sienten más cómodos. Algunas personas, sin embargo, prefieren conservar energía y ahorrar dinero ajustando su configuración unos pocos grados.

Mucha gente considera que las temperaturas más cómodas en la habitación son de 70 ° Fahrenheit (21,1 ° Celsius) a 72 ° Fahrenheit (22,2 ° Celsius). La mayoría de las personas no notan la diferencia entre 72 ° Fahrenheit (22,2 ° Celsius) y 74 ° Fahrenheit (23,3 ° Celsius), por ejemplo, por lo que configurar un termostato para encender el aire acondicionado a una temperatura ligeramente más alta puede ahorrar energía y dinero. sin afectar significativamente el nivel de comodidad en el hogar.

Algunos expertos recomiendan configurar el termostato de una casa para que la calefacción se encienda a 67 ° Fahrenheit (19,4 ° Celsius) y el sistema de refrigeración se encienda a 77 ° Fahrenheit (25,6 ° Celsius).

Estos ajustes se pueden ajustar para diferentes estaciones del año, en parte porque las personas generalmente usan más ropa durante los meses más fríos y menos ropa durante los meses más cálidos, sin importar si están adentro o afuera.

Las personas a menudo se sienten más cómodas durmiendo a temperaturas más bajas, por lo que los termostatos programables podrían configurarse para permitir que la temperatura baje a aproximadamente 62 ° Fahrenheit (16.7 ° Celsius) durante las horas normales de sueño.

Los termostatos programables se pueden configurar para cambiar automáticamente la temperatura cuando una persona duerme.

Qué es un Termostato