Significado y Definición de Totalitarismo

El término totalitarismo se utilizó a mediados del siglo XX para designar regímenes políticos extremadamente autoritarios. Son capaces de controlar no solo el poder del estado, sino también todo el cuerpo social de una nación, incluidas sus esferas privadas.

A diferencia de otras tiranías del pasado, el totalitarismo conlleva la característica única de esta capacidad de penetrar en todo el tejido social, ejerciendo el poder en todas sus partes. En Sociología política, hay una larga discusión sobre qué regímenes podrían considerarse efectivamente como totalitarios.

Ejemplos

Sin embargo, existe un consenso en torno a la idea de que el nazismo alemán y el estalinismo soviético fueron los mejores ejemplos de regímenes totalitarios.

Características

Veamos cuáles son las características principales que permitieron a estos regímenes ejercer el poder de una manera tan específica.

Es esencial que los regímenes totalitarios se basen en una ideología fuerte, que presente una explicación para todo. Que no abra lagunas para las preguntas y que critique el estado de las cosas, señalando los caminos para su transformación.

Son grandes narrativas capaces de explicar completamente la historia, eliminando cualquier verificación o comparación con el mundo real. Esta forma de discurso autoritario justifica grandes atrocidades, como la persecución y la eliminación de todo lo que se presenta como un obstáculo para la realización de su curso natural.

Tales ideologías oficiales, una función cumplida por una interpretación peculiar del comunismo en el estalinismo y por la supremacía racial en el nazismo. Deben establecerse en todos los aspectos de la existencia social, subordinándose no solo a la prensa, la radio y el cine, sino también aparentemente a las actividades.

Apolítico“, como el deporte y la literatura. Todas las esferas deben ponerse al servicio de la propagación ideológica.

Funcionamiento del Totalitarismo

Los regímenes totalitarios tienen un solo partido que depende del apoyo incondicional de las masas. Impulsado por la ideología del régimen, el partido único es la encarnación del propio estado y ejerce su poder al azar, obedeciendo sólo sus propios criterios y sin respetar ninguna otra barrera moral o legal.

Tal partido ejerce autoridad y exige a la población una fidelidad total a sus principios. El papel de la publicidad es fundamental en la misión de convencer a la población de que haga lo que sea necesario para defender y propagar la ideología oficial.

A la cabeza de este partido único, siempre hay un gran líder.  Un dictador que será el único responsable de interpretar la ideología y sus aplicaciones de la manera que considere más apropiada.

Finalmente, el clima de terror constante es esencial para el buen funcionamiento de un régimen totalitario. Los dispositivos represivos militarizados juegan un papel central en el mantenimiento del orden. La presencia de la policía secreta, respaldada por tecnologías avanzadas de espionaje. Técnicas psicológicas sofisticadas, crea un clima donde todos se sienten bajo vigilancia constante.

La vigilancia es ejercida a menudo por la población civil que apoya el régimen, lo que hace que los disidentes de todos los grados sean extremadamente peligrosos.

Para Hanna Arendt, filósofa alemana directamente afectada por el nazismo. El totalitarismo no sólo destruye la vida pública de una persona, sino que acaba con su propia humanidad al controlar las esferas privadas. Para ella, estos regímenes apuntaban a la transformación de la naturaleza humana, creando seres absolutamente obedientes.

que es totalitarismo significado concepto ejemplos