Significado de Trabajador Social

Un trabajador social es el profesional responsable de actuar en la lucha contra las desigualdades en la sociedad.

Sus deberes implican la planificación y ejecución de políticas públicas y programas sociales que proporcionan el bienestar y la integración del individuo en la sociedad. La exclusión social, la vivienda, el género, el hambre, los menores abandonados y la población penitenciaria son algunas de sus principales preocupaciones.

El profesional está capacitado para analizar, supervisar y sugerir soluciones que mejoren las condiciones de vida de las personas involucradas en situaciones de desigualdad social.

Para convertirse en Trabajador Social se debe cursar una licenciatura en Trabajo Social ofrecida por una institución de educación superior reconocida por el Ministerio de Educación.

El curso puede realizarse en la modalidad de licenciatura o de grado, con una duración media de cuatro años. La matriz curricular incluye Sociología, Antropología, Políticas Sociales, Derechos Humanos, Filosofía y Economía, entre otras disciplinas.

El contenido del plan de estudios tiene por objeto comprender la realidad social de manera integral, proponiendo una parte práctica que se lleva a cabo en colaboración con la comunidad de escuelas, sindicatos y organizaciones no gubernamentales (ONG) durante el curso.

La pasantía supervisada es obligatoria y, una vez obtenido el diploma, es necesario inscribirse en el Consejo Regional de Servicio Social.

Las actividades del trabajador social siempre implican la búsqueda del fortalecimiento de las relaciones sociales, con el objetivo de crear y aplicar políticas y programas que proporcionen más condiciones de justicia e igualdad entre las personas.

Desempeñará sus funciones en los segmentos directamente relacionados con la sociedad: educación, trabajo, vivienda, salud, ocio, rehabilitación, seguridad social, género, familia, etc.

Es parte del trabajo del trabajador social crear y programar campañas de ayuda, gestionar los programas sociales existentes, supervisar la distribución de los beneficios, desarrollar proyectos para garantizar los derechos y facilitar el acceso de la población a las acciones de salud y educación.

Dado que la desigualdad de ingresos se agudiza cada vez más en el país, las políticas de inclusión y el acceso a los servicios básicos son esenciales para el mantenimiento de la sociedad, lo que crea una demanda creciente de asistencia social.

Los profesionales pueden realizar licitaciones públicas para trabajar en organismos municipales, estatales y federales.

Las empresas privadas, las ONG, las asociaciones, las escuelas, los hospitales, los sindicatos, las universidades y los movimientos sociales también ofrecen oportunidades. Además de todas estas opciones, es posible trabajar de forma autónoma, siendo un consultor de políticas y programas sociales.

En cualquiera de estas ramas, el trabajador social es una parte fundamental para comprender y aliviar las dificultades individuales y comunitarias que siempre existirán en la sociedad.

que es trabajador social