Un adaptador de gráficos es una tarjeta de video que encaja en la ranura o interfaz de video en la placa base de una computadora . Las interfaces de video han evolucionado a lo largo de los años, más recientemente desde Advanced Graphics Port (AGP) y todas sus variantes, hasta Peripheral Component Interconnect Express o PCI Express (PCIe). La nueva interfaz permite una reproducción más rápida de imágenes para cumplir con los estándares que son cada vez más exigentes.

Una placa base de computadora.

La visualización de gráficos es un proceso que requiere muchos datos, ya que las imágenes gráficas contienen una gran cantidad de bits. Cuanto mayor sea la resolución, más bits y mayor será la carga en el adaptador de gráficos. Las tarjetas gráficas se clasifican según la resolución más alta que la tarjeta puede mostrar y, como tal, deben combinarse con una pantalla o monitor, lo que garantiza que la capacidad de la tarjeta cumpla o supere los requisitos de la pantalla.

Muchos estándares tecnológicos se implementan en los juegos modernos para renderizar imágenes tridimensionales mediante complejas técnicas de sombreado. Un adaptador de gráficos que no admita estos diversos estándares no podrá reproducir el juego según lo previsto por el diseñador. Si una tarjeta de video no cumple con los estándares mínimos requeridos para el juego, el renderizado será lento y podría incluir artefactos, asumiendo que el juego se ejecutará. Por lo tanto, no es solo la resolución lo que es importante al comprar un nuevo adaptador de gráficos, sino que si eres un jugador, también se recomienda la compatibilidad con los estándares actuales de juegos y realidad virtual.

Irónicamente, ha sido la progresión constante de estándares de video realistas lo que ha alejado a los jugadores de la PC y hacia las consolas de juegos. Para un jugador dedicado, la mejora constante de los estándares significa reemplazar las costosas tarjetas gráficas de forma regular. Una tarjeta de videojuegos de primera línea puede costar varios cientos de dólares. Los jugadores han descubierto que a largo plazo es menos costoso usar una consola de juegos y un televisor, mientras que los juegos para PC han disminuido en los últimos años, dando paso a esta tendencia.

Afortunadamente, la persona promedio no requiere un adaptador de gráficos que cuesta varios cientos de dólares, aunque no es aconsejable ir demasiado lejos en la dirección opuesta y hacer una pizca de centavo. La Web está repleta de multimedia, películas y contenido que se mostrará de forma más fluida, limpia y rápida con un adaptador de gráficos decente.

El precio de los adaptadores de gráficos depende de muchos factores. Las tarjetas cuentan con varios tipos y cantidades de memoria incorporada dedicada, desde los insignificantes 256 Megabytes hasta uno o más Gigabytes. Si la tarjeta de video tiene una unidad de procesamiento de gráficos (GPU) incorporada, eso es una ventaja. La GPU maneja el procesamiento de datos para la tarjeta, en lugar de tener que usar la unidad de procesamiento de la computadora ( CPU ), que no solo ahorra recursos del sistema, sino que acelera la tarjeta.

Otros factores que afectan el precio incluyen la interfaz de memoria, que puede ser de 64 bits, 128 bits o 448 bits, por ejemplo, siendo los bits más altos más rápidos y, por lo tanto, más costosos, en igualdad de condiciones. El reloj central y el reloj de memoria de un adaptador de gráficos se miden en megahercios, también especificaciones a tener en cuenta al comparar modelos de precios similares. Como se mencionó anteriormente, otra consideración es mirar qué estándares de video admite la tarjeta.

Las tarjetas de video requieren enfriamiento y las tarjetas menos costosas pueden tener ventiladores más ruidosos, así que revise las opiniones de los clientes si va a buscar una oferta en una tarjeta de gama baja. Para eliminar cualquier ruido, algunas tarjetas gráficas no tienen ventilador y cuentan con un gran sistema de enfriamiento de aluminio u otras aleaciones.

Los puertos traseros acomodan el cableado a la pantalla principal de la computadora y un monitor secundario, así que asegúrese de que la tarjeta que elija no solo se ajuste al estándar de interfaz de la placa base, sino que tenga el tipo de puerto adecuado para su pantalla. Si desea transmitir juegos o películas desde la computadora a HDTV, busque un puerto de salida HDTV.