Un amplificador analógico es un dispositivo que toma una señal analógica de baja potencia como entrada y emite una versión más potente de la misma señal. Este tipo de dispositivo se utiliza con frecuencia en aplicaciones de audio como reproductores multimedia personales y sistemas de cine en casa . El amplificador de audio genera la señal real que impulsa los auriculares o altavoces que producen el sonido.

Un reproductor multimedia portátil que contiene un amplificador analógico.

Cada dispositivo que emite sonido tiene un amplificador de algún tipo, ya sea analógico o digital. Un reproductor de medios portátil, por ejemplo, contiene una fuente de medios digitales , un convertidor de digital a analógico (DAC) y un amplificador analógico, todo en un dispositivo. Un sistema de cine en casa puede tener una fuente digital separada y un receptor, que combina un DAC y un amplificador analógico. Los sistemas de gama alta pueden separar todas las etapas, con un amplificador de potencia analógico separado que simplemente toma una señal de nivel de línea y la amplifica para impulsar el sistema de altavoces.

Una forma de que una persona mejore el rendimiento de cualquier sistema de audio es actualizar el amplificador. En el caso de un sistema estéreo doméstico, esto suele suceder añadiendo un amplificador de potencia externo. Los amplificadores de potencia externos suelen tener mejores fuentes de alimentación, lo que les permite entregar más potencia a los altavoces. La separación del amplificador de potencia del resto de la cadena de potencia del sistema también reduce el riesgo de ruido e interferencia con las señales de nivel de línea de potencia inferior que provienen de los componentes de la fuente. Para audio personal, los amplificadores de auriculares analógicos externos son excelentes para mejorar la calidad del sonido al proporcionar mayores cantidades de energía limpia a los auriculares.

Una alternativa al amplificador analógico es el amplificador digital, que ganó popularidad durante la primera década del siglo XXI a pesar de que la tecnología subyacente data de la década de 1950. Conocidos más correctamente como amplificadores de clase D, estos circuitos, a diferencia de los amplificadores analógicos puros, pueden tomar una señal puramente digital.y amplificarlo, generando una salida de nivel de altavoz analógico. Por otro lado, con un convertidor de analógico a digital, también pueden aceptar señales analógicas y amplificarlas. El beneficio clave del amplificador digital sobre un amplificador analógico es que es más eficiente, lo que permite que un circuito digital menos costoso produzca tanta amplificación como un amplificador analógico Clase AB más elaborado y costoso. El inconveniente histórico del amplificador de clase D ha sido que su calidad de sonido está por debajo de los estándares de amplificación analógica, aunque la tecnología ha mejorado gradualmente.

Aunque los amplificadores digitales pueden parecer la ola del futuro, los amplificadores analógicos tienen beneficios únicos. Pueden trabajar de forma nativa con fuentes analógicas, así como con fuentes digitales que tienen un DAC, lo que permite rutas de circuito más simples. También proporcionan amplificación y sonido de la mejor calidad.