Un amplificador de antena es un dispositivo que está diseñado para amplificar la recepción de modo que cuando una señal es marginal, es más probable que alguien pueda utilizarla. Hay una serie de productos en el mercado que afirman poder mejorar la calidad de la señal actuando como un amplificador de antena. Algunos de estos productos funcionan como se anuncia, mientras que otros no, y los compradores deben tener cuidado con lo que compran y cómo lo usan.

Los amplificadores de antena pueden ayudar a las personas en áreas rurales a hacer llamadas y conectarse a Internet.

La idea básica detrás de los amplificadores de antena que funcionan es que expanden el área de la antena, lo que le permite captar una señal más débil, lo que se traduce en una señal más fuerte para el dispositivo al que está conectada la antena. Los amplificadores de antena se pueden usar para mejorar las señales de radio, lo que los hace populares entre los entusiastas de la radio de onda corta que intentan captar transmisiones en el extranjero, y también se usaron históricamente para transmisiones de televisión analógica.

Los teléfonos móviles son aplicaciones populares para amplificadores de antena.

La forma más simple de amplificador de antena es simplemente una longitud de cable que aumenta la longitud de la antena. Otras técnicas utilizan reflectores, que están diseñados para concentrar la señal y rebotar en la antena para que entre una señal más clara. Los extensores y reflectores se pueden comprar en ubicaciones como tiendas de electrónica, y la gente también puede fabricar los suyos propios. Algunas empresas también fabrican preamplificadores, que se conectan a la antena para amplificar la señal antes de que ingrese al dispositivo.

Los amplificadores de antena pueden ayudar a las personas a evitar perder llamadas.

Una de las aplicaciones más populares para el amplificador de antena son los teléfonos móviles. En áreas con poca cobertura, como áreas rurales y edificios con paredes gruesas que bloquean las señales, los amplificadores de antena se utilizan para ayudar a las personas a evitar la caída de llamadas. Los amplificadores de antena de teléfono celular no son terriblemente efectivos, porque es difícil extender la antena de un teléfono celular sin dificultar su uso. Lo que suele ser más efectivo es un repetidor de teléfono celular, un consejo externo que actúa como una torre celular en miniatura. Los repetidores son caros y se ven con mayor frecuencia en lugares como edificios y trenes que desean mantener una señal clara para beneficio de los ocupantes.

Las personas interesadas en los amplificadores de antena deben aprovechar las revisiones y pruebas publicadas en lugares como revistas de electrónica. Estas revisiones cubren cómo funcionan los dispositivos, qué tan efectivos son y si un amplificador de antena en particular es una buena compra, en opinión del revisor. Verificar las reseñas antes de realizar una compra puede ahorrarle a las personas un costoso error.

Un amplificador o una antena adicional pueden ayudar a que un teléfono móvil reciba una señal más fuerte de las torres celulares cercanas.