Desarrollado por el matemático griego Hiparco en la Antigua Grecia, el astrolabio es un instrumento utilizado para calcular la posición de las estrellas a partir de principios geométricos.

Además de la posición de las estrellas, el astrolabio se utilizó para calcular la altitud de los objetos, la profundidad de los pozos y también para especificar las horas y ubicaciones geográficas.

A partir del siglo XV, el astrolabio se convirtió en un importante instrumento de navegación . Con él, fue posible determinar la latitud de los barcos y las direcciones en las que debían navegar.

La palabra astrolabio se deriva de las palabras griegas ” astron “, que significa estrella y ” lambanein “, que significa recoger. Astrolabio del siglo XI.

El origen del astrolabio

El primer astrolabio fue creado por el matemático, astrónomo y geógrafo griego Hiparco de Nicea (180-120 a. C.) durante el período helenístico de la antigua Grecia.

Importante estudioso de las matemáticas, Hiparco fue uno de los creadores de la trigonometría y fue quien descubrió la precesión de los equinoccios y la posibilidad de dividir un círculo en 360 °.

Basado en varias teorías matemáticas, Hipparchus desarrolló este complejo instrumento que podía realizar cálculos similares a los de una computadora analógica.

La creación del astrolabio fue posible gracias a la descripción de Hiparco de la proyección estereográfica. Esta proyección es un método que permite la transcripción de 3 coordenadas a un plano bidimensional.

A partir del siglo VIII, el astrolabio comenzó a usarse en el mundo islámico y fue descubierto a través de la traducción de materiales escritos por los griegos.

Los árabes usaban el astrolabio para la navegación y también para determinar los tiempos de las oraciones y la ubicación de La Meca, la dirección en la que debían girar cuando oraban.

Los árabes llevaron el astrolabio a Europa, donde se simplificó y perfeccionó el instrumento con el objetivo de guiar a las embarcaciones que partían en busca de nuevas tierras.

Este nuevo astrolabio se conoció como astrolabio náutico y fue desarrollado por el astrónomo Abraão Zacuto, en Portugal.

A diferencia de los antiguos astrolabios, que realizaban varios cálculos, este nuevo instrumento tenía como único propósito determinar ubicaciones geográficas.

Este instrumento contribuye al descubrimiento del camino de los indios y a la llegada de los portugueses a Brasil.

¿Para qué sirve el astrolabio?

El astrolabio utiliza el posicionamiento de las estrellas en el cielo y los principios de la trigonometría aplicada para realizar varios cálculos. Entre las funciones de un astrolabio se encuentran:

  • Precisar el posicionamiento de planetas y estrellas;
  • Mida la altura de montañas, edificios o la profundidad de pozos;
  • Determine las horas del día y las estaciones;
  • Determine el posicionamiento geográfico de las embarcaciones.

Importancia del astrolabio para la historia de la navegación

La expansión marítima se inició en el siglo XV con los íberos. En ese momento, los únicos puntos de referencia para los navegantes eran las estrellas, que se utilizaban como estrellas guía.

El Sol, la Estrella Polar y el Cruzeiro do Sul, por ejemplo, solían ser puntos importantes para determinar ubicaciones geográficas en alta mar.

A medida que se desarrolla la navegación, se crean instrumentos y técnicas matemáticas y astronómicas para localizar embarcaciones, definir rutas y descubrir nuevas tierras.

El astrolabio, que fue traído a Europa por los árabes, se convirtió en una herramienta importante para las embarcaciones, ya que permitía calcular la ubicación de las estrellas y los planetas.

Además de los astrolabios, los navegantes utilizaron brújulas, ballestas, brújulas, tablas de declinación solar y estudiaron matemáticas y astronomía.

Comprende la historia de las grandes navegaciones .

¿Cómo funciona el astrolabio?

El astrolabio está realizado sobre una placa de metal circular donde se superponen varias aspas circulares con diferentes graduaciones, por ejemplo, horas del día, grados, meses del año y signos del zodíaco.

El astrolabio náutico es muy parecido a los primeros astrolabios, pero su estructura es más sencilla y suele tener recortes en el interior de la placa metálica.

En el centro de su estructura hay un puntero (mediclina) unido a las placas circulares y en la parte superior un asa para que el astrolabio se pueda sujetar de forma suspendida.

Para utilizar el astrolabio, el observador apunta la regla central hacia la estrella utilizada como referencia y luego observa las gradaciones del instrumento.

Con base en esta observación y en base al conocimiento de la astronomía, los navegantes podrían especificar su ubicación en alta mar y calcular las rutas.