Significado | Concepto | Definición:

La Organización Internacional de Normalización (ISO) desarrolla estándares que ayudan a las empresas y organizaciones de todo el mundo a operar de manera segura y eficiente. ISO 14001 aborda cómo estas entidades pueden reducir su impacto en el medio ambiente mediante el uso de un sistema de gestión ambiental (SGA). Un EMS eficaz permite que la empresa lleve a cabo sus operaciones normales al mismo tiempo que trabaja para alcanzar los objetivos medioambientales acordados internacionalmente. Esto incluye reducir los desechos, minimizar la contaminación y reducir la dependencia de productos químicos agresivos o recursos limitados. Un auditor de ISO 14001 trabaja con estas organizaciones para ayudarlas a desarrollar un SGA y luego certifica que la empresa cumple plenamente con esta norma internacional.

Algunos países requieren que las organizaciones contraten a un auditor ISO 14001 que haya sido acreditado por ISO.

Las normas ISO son en gran parte voluntarias, sin embargo, muchas empresas y organizaciones todavía trabajan con un auditor ISO 14001 para certificar que cumplen con esta norma. Algunos países han adoptado esta norma como ley, mientras que otros la incorporan a sus códigos legales. Algunos fabricantes requieren que sus proveedores cuenten con la certificación ISO 14001, mientras que otros se someten a la certificación simplemente para aumentar la comerciabilidad con el público comprador. Una auditoría ISO 14001 exitosa también puede ayudar a las empresas a evitar multas y problemas legales en algunos casos.

Generalmente, el auditor de ISO 14001 es un consultor independiente. Puede tener formación en ingeniería ambiental o un campo relacionado, así como experiencia con la certificación ISO. Algunos países exigen que las organizaciones contraten a un auditor de ISO 14001 que haya sido acreditado por ISO, mientras que otros permiten a un auditor externo. En los Estados Unidos e Inglaterra, las empresas deben someterse a la certificación de una junta de auditores designada.

Por lo general, un auditor interno no es capaz de realizar la certificación ISO 14001, pero puede ayudar a una empresa a prepararse para esta certificación. Los consultores internos planifican el SGA y ayudan a implementarlo basándose en su conocimiento tanto de la empresa como de las normas ISO. Una vez que la organización está lista para someterse a la certificación, deben contratar a un auditor externo . Cada empresa debe ser auditada y certificada cada tres años para mantener el cumplimiento.

Independientemente del tipo de auditor ISO 14001 que se seleccione, puede trabajar con la empresa para crear un SGA eficaz. Supervisa la implementación del EMS y luego lo prueba para verificar su cumplimiento. También puede capacitar a los empleados sobre la mejor manera de llevar a cabo estos planes. Finalmente, certifica que la empresa cumple con todos los estándares requeridos y registra esta certificación con la ISO y otros órganos de gobierno. Si la empresa no está lista para la certificación, puede trabajar en la resolución de problemas para solucionar cualquier problema antes de volver a realizar la prueba.