Significado | Concepto | Definición:

Un autoclave de desechos es un dispositivo que trata los materiales de desecho para matar organismos patógenos. Dichos dispositivos pueden lograr una esterilización completa cuando el técnico los opera correctamente. También reducen el volumen total de basura , lo que reduce los requisitos espaciales para los contenedores de eliminación. Los hospitales y otras instalaciones que manejan materiales potencialmente dañinos pueden usar un autoclave de desechos para manejar sus necesidades en el lugar en lugar de enviar la basura a otro sitio para su procesamiento y eventual eliminación.

Trabajador

El dispositivo contiene una cámara grande con una puerta de sellado. Un técnico puede cargar el autoclave a mano o empujando carros y bandejas llenas de desechos en las ranuras. Una vez que el autoclave está lleno, el técnico puede encenderlo. Aumenta la presión y el calor dentro de la cámara y crea vapor. Esta combinación mata los organismos infecciosos y puede esterilizar completamente los materiales que se cargan correctamente y se someten a un ciclo lo suficientemente largo.

El calor, el vapor y la presión dentro del autoclave de desechos también descomponen algunos de los contenidos, reduciendo el volumen de la carga. Al final del ciclo de autoclave de residuos, el técnico puede retirar el material y triturarlo o compactarlo para su eliminación. Una empresa de gestión de residuos puede recoger el material para transportarlo a un sitio de eliminación adecuado. El procesamiento asegura que los organismos infecciosos no se filtrarán al medio ambiente, ya que no habrá ninguno al final del ciclo de tratamiento. Esto reduce el riesgo de propagar enfermedades o causar problemas ambientales.

Algunos modelos tienen un diseño de operación por lotes. El técnico carga y procesa el material en lotes individuales que pueden variar en tamaño, dependiendo de la capacidad de la cámara. Para el control industrial de los residuos, esto puede no ser suficiente, debido al gran volumen de material generado. En cambio, una instalación puede utilizar un diseño de operación continua. Este diseño alimenta los materiales para esterilizar continuamente material nuevo mientras expulsa el material procesado en el otro extremo.

El uso de un autoclave de desechos requiere pruebas periódicas de los desechos para confirmar que están limpios. Los técnicos también deben aprender a cargar el dispositivo correctamente, ya que empacarlo demasiado lleno o no distribuir el contenido puede resultar en una esterilización imperfecta. Los kits de prueba permiten a los técnicos recolectar muestras periódicamente y verificar la presencia de bacterias comunes. Los reguladores, como los funcionarios del departamento de salud, pueden inspeccionar periódicamente la instalación y tomar sus propias muestras con el fin de proteger la salud y la seguridad humana. Si descubren violaciones, la instalación deberá corregirlas y es posible que deba detener las operaciones hasta que se resuelva el problema.