Significado | Concepto | Definición:

El término bicúspide se refiere a ocho de los 32 dientes permanentes. No hay bicúspides en los dientes temporales y crecen para reemplazar los molares temporales. Hay dos premolares a cada lado de la mandíbula superior e inferior, detrás de los caninos y delante de los molares.

También se les conoce comúnmente como premolares, debido a su ubicación en la mandíbula. Los bicúspides suelen crecer entre los 10 y los 12 años de edad.

Una radiografía dental, incluido un bicúspide.

Los sistemas de notación dental describen los dientes anotando su ubicación en la boca, ya sea con una designación numérica o por su nombre. La boca se puede dividir en cuadrantes para especificar la ubicación describiendo superior o inferior, izquierda o derecha.

Las designaciones superior e inferior también se conocen por el nombre de la mandíbula, siendo el término superior maxilar y el inferior mandibular. Al especificar un nombre basado en la ubicación para los premolares, es común hacer referencia al primer y segundo premolar, siendo el primero el diente más cercano al frente de la boca.

El término bicúspide se refiere a ocho de los 32 dientes permanentes.

Las cúspides o cúspides son los puntos altos de un diente, que se utilizan para masticar y desgarrar. Los dientes caninos, los bicúspides y los molares tienen cúspides. Los bicúspides suelen tener dos cúspides, una en la mejilla o en el lado bucal del diente y otra en la lengua o en el lado lingual. Aunque bi es el prefijo de dos, un diente premolar a veces tiene tres cúspides, con dos en el lado lingual.

Se debe consultar a un dentista si un bicúspide parece estar suelto.

Los dientes bicúspides se describen como dientes de transición, ya que su función se encuentra entre la de los caninos y los molares. Los dientes tienen una función especializada para manipular los alimentos, ya que se transfieren de la parte frontal a la parte posterior de la boca al masticar.

La forma de los incisivos y caninos es ideal para cortar o desgarrar alimentos, mientras que los bicúspides son ideales para triturar y los molares para triturar. Los bicúspides son más cortos que los caninos y más pequeños que los molares.

No hay bicúspides en los dientes primarios de un niño.

Los molares primarios son más grandes que los premolares que eventualmente los reemplazan. Su tamaño más pequeño puede corregir naturalmente el apiñamiento de dientes en bocas más pequeñas.

No es inusual que uno o más falten naturalmente, y también se eliminan comúnmente para corregir problemas continuos de hacinamiento.

Por lo general, son la primera opción si es necesario extraerlos porque no son tan prominentes o visibles como los dientes en la parte frontal de la boca y su ausencia tiene un impacto menor en la apariencia de la sonrisa .

Se debe consultar a un dentista si un paciente experimenta dolor en los bicúspides.

La mayoría de los dientes premolares tienen una raíz. Dos no son infrecuentes, especialmente en los dientes superiores. En casos raros, el primer premolar del maxilar superior, también conocido como primer premolar maxilar, puede presentarse con tres raíces. Las raíces adicionales pueden complicar las extracciones.

Los sistemas de notación dental describen los dientes localizando su ubicación en la boca.

Como son dientes permanentes, los bicúspides no deben moverse en la boca. Se debe consultar a un dentista si un bicúspide parece estar suelto. Al igual que con cualquier diente, también se debe consultar a un dentista si hay dolor o cualquier evidencia de daño después de un impacto o lesión.

Las raíces adicionales de los dientes bicúspides pueden complicar las extracciones.

Los dientes bicúspides se describen como dientes de transición, ya que su función es entre caninos y molares.