Una bonificación a menudo está relacionada directamente con el rendimiento, como generar más ventas o motivar a una línea de producción para que cumpla o supere una cuota.

Muchas empresas descubren que los trabajadores desde la fábrica hasta las oficinas ejecutivas más altas generalmente consideran que el dinero es un incentivo poderoso para trabajar más tiempo, aumentar la productividad o mejorar la moral en el lugar de trabajo. Este dinero adicional generalmente llega en forma de bonificación, un pago complementario que no se considera una parte regular del salario de un empleado . Puede darse a empleados que alcancen una meta de producción específica, por ejemplo, oa ejecutivos de ventas que excedan una cuota establecida. Algunas compañías administran sistemáticamente a un pago adicional a todos los empleados calificados durante la Navidad temporada de vacaciones.

El pago de incentivos premia a los empleados por su buen desempeño y puede alentarlos a seguir trabajando a un alto nivel.

Una bonificación a menudo está relacionada directamente con el rendimiento, como generar más ventas o motivar a una línea de producción para que cumpla o supere una cuota. Saber que existe una recompensa financiera tangible por una mayor productividad puede ser precisamente el tipo de motivación que necesitan muchos empleados. Los empleadores pueden usar la promesa de un pago adicional para atraer a los gerentes a motivar a sus subordinados hacia un objetivo específico. A veces, el simple hecho de mantener un entorno de trabajo libre de accidentes puede resultar en una bonificación por desempeño para los supervisores y gerentes.

Se puede otorgar una bonificación a los empleados que trabajen horas extra.

El pago de bonificaciones también podría resultar del éxito financiero general de una empresa. Si una empresa tiene un buen trimestre fiscal en particular, los empleados pueden recibir una recompensa financiera por su arduo trabajo. Los empleadores a menudo pueden generar una cantidad significativa de buena voluntad por parte de sus empleados si la empresa está dispuesta a compartir la riqueza a través de bonificaciones ocasionales. Si bien ese pago no siempre es posible, la idea de que los propietarios y ejecutivos pueden reconocer el trabajo duro en la fábrica a menudo mejora la moral de los empleados.

Los pagos de bonificación se pueden utilizar para fomentar la competencia entre los equipos de ventas.

Para muchas personas, la forma más común de pago adicional es un “bono de Navidad” de fin de año. A menudo, esto se calcula de acuerdo con el salario ordinario de un empleado durante un período de pago , ajustado para ciertas deducciones. Un bono de vacaciones está destinado a ser un gesto de agradecimiento de una empresa a sus empleados por su arduo trabajo durante todo el año. Para muchos empleados, este bono se traduce en obsequios para miembros de la familia o financiación para unas vacaciones prolongadas. Si bien nunca hay garantías en lo que respecta al pago adicional, muchas empresas se esfuerzan por proporcionar al menos un cheque de pago de bonificación anual a sus empleados habituales.