Un centro de comercio internacional ayuda a las empresas a importar y exportar mercancías.

Un centro de comercio internacional facilita el comercio mundial a través de actividades educativas y colaborativas. Estos centros existen típicamente para brindar ayuda práctica a los intereses comerciales y para fomentar relaciones comerciales vigorosas entre naciones. Los centros pueden brindar asistencia a nivel local, nacional o internacional. Un centro de comercio internacional también ofrece asistencia mediante la creación de un lugar para que los profesionales de negocios y los funcionarios gubernamentales se relacionen. Asesorar a los gobiernos locales y nacionales sobre la mejor manera de facilitar el comercio mundial es otro aspecto del trabajo de un centro de comercio internacional.

En todo el mundo, existe una compleja red de interacciones entre varias entidades comerciales. Actuando por sí sola, una sola empresa, incluso si es una gran corporación, puede experimentar obstáculos y otras barreras al intentar enviar o recibir mercancías a nivel internacional. El personal de un centro de comercio internacional puede ofrecer asesoramiento y asistencia práctica a las empresas que buscan comerciar internacionalmente. Por ejemplo, una empresa estadounidense en el estado de Washington puede buscar aumentar las exportaciones de productos de madera a Japón, pero el propietario de la empresa puede tener un conocimiento insuficiente de las costumbres comerciales y los requisitos legales que pueden estar involucrados.

Estos centros comerciales ofrecen a las empresas capacitación para establecer relaciones con socios comerciales en otros países. La capacitación puede incluir una comprensión de las costumbres en las prácticas comerciales de otro país. Por ejemplo, en los EE. UU. A menudo se considera de mala educación dedicar una gran cantidad de tiempo a socializar antes de que comiencen las negociaciones comerciales. En muchos países del Medio Oriente, sin embargo, puede considerarse de mala educación lanzarse a las discusiones comerciales hasta que se produzcan ciertas cordialidades sociales, que pueden tardar horas o incluso días en completarse.

Un centro de comercio internacional local suele estar situado cerca de una frontera nacional, pero no siempre. Los principales puertos del mundo suelen tener estos centros, ya que los agentes de los exportadores e importadores pueden tener oficinas cercanas. Estas organizaciones también pueden estar ubicadas en ciudades con aeropuertos internacionales.

Las instalaciones en un centro de comercio internacional a menudo incluyen salas para que los profesionales del comercio empresarial se reúnan para que puedan conectarse entre sí. Aquellos que ya han adquirido alguna experiencia en relaciones comerciales pueden compartir con los novatos, forjando asociaciones de colaboración. La información compartida podría incluir referencias a empresas de transporte de carga o abogados que se especializan en la elaboración de acuerdos legales para socios comerciales. Debido a la escala y el costo de establecer relaciones comerciales con otras naciones, a menudo es útil que las empresas individuales de un país se conviertan en miembros de una delegación comercial.

El personal que trabaja para un centro de comercio internacional también puede educar y asesorar a los formuladores de políticas sobre la mejor manera de incrementar las relaciones comerciales productivas. Un paso en falso inocente pero vergonzoso puede dañar una asociación comercial productiva. Si un político da el paso en falso, el daño podría ser significativo.