Significado de Certificado Fiscal

Un certificado fiscal es un documento legal que transmite algún tipo de información sobre impuestos. Estos se utilizan para una variedad de propósitos, incluidos gravámenes fiscales, verificación de montos de retención, prueba de elegibilidad para ciertos créditos fiscales y evidencia de que se han pagado impuestos.

El propósito del certificado depende de las localidades y la agencia emisora.

En algunas jurisdicciones, se emite un certificado fiscal a una persona que compra una propiedad ejecutada en una subasta de gravamen fiscal.

Una de las principales fuentes de ingresos de los gobiernos locales y regionales son los impuestos sobre bienes inmuebles. Los presupuestos se basan en los ingresos previstos y, si los impuestos se atrasan o no se pagan, pueden producirse graves déficit. Una forma en que muchos condados y provincias de los EE. UU.

Y Canadá enfrentan este problema es vender un certificado de impuestos por el monto del impuesto adeudado a los inversores. Este certificado de impuestos se convierte en un gravamen contra la propiedad.

Este tipo de gravamen puede ser una inversión rentable a corto plazo. Los dueños de propiedades tienen derecho a canjear el certificado o cancelar el gravamen con intereses. Las tasas de interés las fija el gobierno local y, en la mayoría de los casos, esa tasa supera con creces la que se ofrece en las cuentas de ahorro o los certificados de depósito.

En algunas áreas de los EE. UU., Un inversionista puede convertirse en el dueño legal de una propiedad si paga los impuestos en mora durante un cierto número de años consecutivos. Esta es la razón por la que las compañías hipotecarias en los EE. UU.

Generalmente insisten en cobrar una parte de los impuestos cada mes y remitir el impuesto a la propiedad para el propietario.

También se emite un certificado de impuestos a una persona que compra una propiedad en una subasta de gravamen fiscal . En casi la mitad de los estados de EE. UU. Y en todas las provincias de Canadá, el gobierno puede ejecutar la ejecución hipotecaria de una propiedad y venderla para pagar impuestos atrasados.

El comprador de la propiedad en dicha subasta recibe un certificado que le permitirá recibir una escritura de la propiedad después de que expire el período de redención.

Los períodos de redención varían entre las localidades, pero son un límite de tiempo establecido durante el cual el propietario registrado tiene la oportunidad de pagar los gravámenes y quedarse con la propiedad.

Los bancos y sociedades de crédito hipotecario del Reino Unido emiten un certificado fiscal consolidado. El departamento de Ingresos de HM requiere que estas organizaciones retengan impuestos de intereses y dividendos sobre las inversiones realizadas por residentes del Reino Unido.

Las instituciones financieras remiten los impuestos al gobierno y envían un certificado a los inversionistas especificando el monto de las ganancias y retenciones.

Muchos países que cobran impuestos sobre la renta ofrecen créditos fiscales para una variedad de propósitos, como la educación universitaria. Para reclamar el crédito, el estudiante debe obtener un formulario oficial del colegio o universidad.

Este documento enumera el monto pagado por el estudiante por matrícula, cuotas, libros o cualquier otro cargo que pueda calificar. En Canadá, el formulario se llama certificado fiscal TL11A; en los EE. UU., el formulario es un 1098-E.

Un certificado de impuestos también es parte de la mayoría de los cierres de bienes raíces. El documento se adquiere de la agencia local de impuestos a la propiedad y se le entrega al comprador para verificar que todos los impuestos a la propiedad estén al día.

Una vez que se emite el certificado, el comprador puede estar seguro de que no se aplicará ningún gravamen fiscal sobre su propiedad por los impuestos adeudados antes de convertirse en propietario.

Qué es Certificado Fiscal