Las empresas utilizan auditorías para verificar que su información financiera sea precisa y válida antes de publicar los estados financieros.

El ciclo de auditoría es el proceso contable que utilizan los auditores para revisar la información financiera importante de una empresa. Las empresas utilizan auditorías para verificar que su información financiera sea precisa y válida antes de publicar los estados financieros . El personal de contabilidad de la empresa puede realizar auditorías internas con el fin de realizar una revisión por la dirección . Las auditorías externas son generalmente realizadas por contables públicos firmas o contadores públicos privados (CPA) para proporcionar una opinión objetiva sobre los procesos financieros y contables de la empresa. El ciclo de auditoría generalmente incluye varios pasos, como el proceso de identificación, la metodología de auditoría , el trabajo de campo, la reunión de revisión por la dirección y el proceso de auditoría correctiva.

El proceso de identificación del ciclo de auditoría determina los procesos contables que deben revisarse según la dirección de la empresa. Este proceso de identificación generalmente implica que los gerentes de la empresa se reúnan con los auditores y discutan las áreas de mayor riesgo que necesitan ser auditadas en el departamento financiero o contable. La gerencia de la empresa también discutirá los objetivos que deben alcanzarse durante el ciclo de auditoría. Una vez que se complete este paso, los auditores pasarán a la etapa de metodología de auditoría .

La metodología de auditoría en etapa ayuda a los auditores a determinar cómo recopilarán la información para su revisión durante la auditoría. Los auditores pueden decidir entrevistar a los empleados de la empresa para determinar qué tan bien están capacitados y comprender su papel en el proceso contable. Los auditores también pueden solicitar cierta información financiera al departamento de contabilidad que será revisada durante la etapa de trabajo de campo del ciclo de auditoría.

La etapa del trabajo de campo de la auditoría es donde los auditores realizan la mayor parte del trabajo; Por lo general, probarán las muestras contables recolectadas durante la etapa de metodología. A medida que revisan estas muestras, los auditores notarán cualquier variación de las políticas y manuales contables de la empresa. Si se encuentran demasiadas variaciones en las muestras contables iniciales, los auditores se verán obligados a extraer una segunda muestra para realizar la prueba. Una vez que se haya revisado la segunda muestra, los auditores pasarán a la reunión de auditoría de gestión.

Durante el proceso de reunión de gestión del ciclo de auditoría, los auditores revisarán la información sobre los problemas contables descubiertos durante la fase de trabajo de campo. Los auditores también pueden sugerir cambios en los procesos contables internos de la empresa para limitar el número de errores o incorrecciones en la información contable futura. Los cambios significativos que resulten de errores contables materiales pueden requerir que los auditores programen una auditoría correctiva.

El ciclo de auditoría utiliza auditorías correctivas para verificar que la empresa haya implementado correctamente los cambios sugeridos por los auditores. Las auditorías correctivas generalmente prueban los cambios sugeridos por los auditores durante la reunión de administración de la auditoría inicial. Una vez que la empresa pasa la auditoría correctiva, los auditores cerrarán el ciclo de auditoría actual y emitirán una opinión sobre los procesos contables de la empresa.