Significado | Concepto | Definición:

Un clasificador de aire es un dispositivo que se utiliza para clasificar materiales a escala industrial. El dispositivo es capaz de clasificar elementos con un alto nivel de precisión en varias categorías diferentes. Los clasificadores de aire se utilizan en el procesamiento de materiales en industrias como el reciclaje, el procesamiento de alimentos y la minería. Estas máquinas están disponibles principalmente a través de empresas especializadas y se pueden comprar o alquilar para diversas aplicaciones.

Algunos clasificadores de aire están diseñados para trabajar con partículas pequeñas, como las que se encuentran en entornos de laboratorio.

El clasificador de aire aprovecha algunos aspectos físicos simples para funcionar. El dispositivo tiene una columna de aire que asciende, encontrándose con una alimentación seca de elementos que se vierten en el clasificador de aire. Los artículos más pesados ​​se hunden hasta la parte inferior de la columna, mientras que los más livianos se desplazan hacia la parte superior. Esto separa verticalmente el flujo de elementos entrantes. Cada capa de la columna se puede descargar en un contenedor diferente, manteniendo separados los elementos separados.

Los clasificadores de aire pueden manipular materiales de diversas formas y tamaños. La densidad, el tamaño y la forma juegan un papel en el lugar en el que terminarán las cosas en la columna. Los operadores pueden ajustar las máquinas para diferentes tipos de aplicaciones de clasificación y se pueden instalar varias pantallas y filtros para facilitar la clasificación. Estas máquinas clasificadoras industriales reducen significativamente las necesidades de mano de obra al eliminar la necesidad de procesamiento manual de materiales.

Las empresas pueden utilizar clasificadores de aire para tareas como el control de calidad, asegurando que sus productos se dividan cuidadosamente por tamaño y peso. Estos dispositivos también pueden preparar corrientes de material seco para su posterior procesamiento, como se ve en una planta de reciclaje donde el clasificador de aire separa plásticos, vidrio y otros materiales para que puedan ser dirigidos a diferentes áreas de la planta para su posterior procesamiento.

El tamaño de un clasificador de aire varía. Algunos modelos son bastante pequeños y están diseñados para trabajar con materiales muy pequeños en instalaciones como laboratorios. Otros son extremadamente grandes y están destinados a pisos de fábrica. Las empresas que fabrican clasificadores de aire también brindan soporte en forma de repuestos y servicio para sus productos. Al igual que otros equipos industriales , estos dispositivos funcionan mejor cuando se mantienen en buen estado de funcionamiento y pueden ser peligrosos si se mantienen o instalan incorrectamente.

Muchas empresas que necesitan un clasificador de aire compran el producto para tenerlo fácilmente disponible. Si hay una necesidad temporal, se puede arreglar un alquiler o arrendamiento con un proveedor o fabricante de equipos industriales. Los dispositivos alquilados pueden venir con un técnico para operar el equipo o instruir a alguien en su operación por seguridad.