Cociente emocional (EQ): Importancia en las habilidades sociales y emocionales

Anuncios

El cociente emocional (EQ), también llamado cociente de inteligencia emocional , es una medida de la capacidad de una persona para monitorear sus emociones, hacer frente a las presiones y demandas y controlar sus pensamientos y acciones. La capacidad de evaluar y afectar situaciones y relaciones con otras personas también juega un papel en la inteligencia emocional. Esta medida pretende ser una herramienta similar al cociente intelectual (CI), que es una medida del intelecto de una persona. Sin embargo, hay mucho debate en torno a la legitimidad de la inteligencia emocional, principalmente porque no existe un estándar de medición.

Las corporaciones pueden emplear pruebas de medición de inteligencia emocional para ayudar a determinar cómo alguien podría manejar una variedad de situaciones.

Historia

Anuncios

Aunque la investigación sobre este concepto se había realizado al menos desde el siglo XIX, los términos “cociente emocional” e “inteligencia emocional” no se hicieron populares hasta los años ochenta, cuando los psicólogos Peter Salovey de Yale y John Mayer de la Universidad de New Hampshire comenzaron a dirigir investigarlo. El concepto fue popularizado aún más por Daniel Goleman, otro psicólogo muy respetado que escribió muchos libros sobre el tema y se ha desempeñado como copresidente del Consorcio para la Investigación sobre Inteligencia Emocional en Organizaciones. Aunque estos y muchos otros expertos en psicología ven las mediciones de la inteligencia emocional como estudios científicamente valiosos del comportamiento y las relaciones sociales, la ciencia detrás de estas mediciones a menudo se cuestiona.

Varias medidas ayudan a determinar qué tan bien una persona maneja las emociones.

Medición

Anuncios

El EQ de una persona se puede medir mediante varias evaluaciones, incluida una desarrollada por Salovey y Mayer. Algunas evaluaciones utilizan respuestas dadas por uno mismo y otras se basan en respuestas dadas por los compañeros. Aunque una sola prueba puede dar una idea de la personalidad y la estructura psicológica de una persona, descubrir el verdadero valor de la inteligencia emocional y su relación e impacto en la vida de una persona puede llevar años y múltiples estudios.

Es posible que las personas con bajo EQ no puedan controlar sus emociones.

Usos

Anuncios

Las mediciones de los cocientes de inteligencia emocional de las personas se utilizan en muchos entornos. La idea es muy popular en el mundo empresarial, donde muchas empresas utilizan las pruebas de EQ para ayudar a sus empleados a determinar y medir sus respuestas emocionales a diversas situaciones. La mayoría de estas pruebas se administran con la idea de que este factor puede modificarse o aumentarse, pero existe controversia sobre si la inteligencia emocional de una persona es algo con lo que nace o si se puede cambiar.

Una persona con discapacidades cognitivas y del desarrollo leves puede tener un coeficiente intelectual bajo pero un coeficiente intelectual alto.

Solicitud

Anuncios

Se han realizado estudios sobre las posibles formas en que un EQ alto o bajo podría afectar las habilidades de una persona para desempeñarse bajo presión, resolver conflictos y enfrentar desafíos. Por ejemplo, alguien que tiene un coeficiente intelectual bajo puede carecer de confianza en sí mismo y ser pesimista, lo que puede afectar su desempeño al realizar determinadas tareas. Las personas que no son defensores del concepto creen que cosas como la confianza, la autoestima y la actitud son simplemente una cuestión de personalidad, que no se puede medir ni modificar. Otros estudios han relacionado esta medición con las habilidades de comunicación y otras habilidades sociales de las que las personas carecen o poseen.

Alguien con un cociente emocional bajo a menudo tiene problemas de autoestima.

Alguien con un alto cociente emocional podría no verse afectado por el acoso.

Anuncios