Las empresas utilizan las disposiciones del código para asegurarse de que cumplen con los estándares de seguridad.

Un código de práctica aprobado es un tipo de guía que se desarrolla para ayudar a las personas y empresas a cumplir con los términos y condiciones asociados con las leyes y regulaciones específicas que se aplican. Si bien no se limita a las recomendaciones que se encuentran en el código, muchas empresas optarán por hacer uso de las disposiciones del código como un medio para asegurarse de que cumplen con los estándares de seguridad en el lugar de trabajo, estándares establecidos por agencias gubernamentales que supervisan la salud pública. , e incluso normas que tienen que ver con el manejo de materiales durante un proceso de producción. La idea detrás de un código de práctica aprobado es dotar a las empresas del conocimiento necesario para permanecer dentro de las regulaciones gubernamentales y minimizar el potencial de multas u otras acciones punitivas.

Los códigos de práctica aprobados permiten a las empresas asegurarse de que cumplen con las normas de seguridad en el lugar de trabajo.

Por lo general, las agencias reguladoras trabajan con los líderes de la industria y otros para desarrollar códigos que ayuden a cumplir con las obligaciones exigidas por la ley al brindar sugerencias prácticas sobre cómo cumplir con los términos de esas leyes. Por ejemplo, un gobierno nacional puede aprobar legislaciónque prohíbe el uso de determinados productos químicos en la producción textil. Con el fin de ayudar a los fabricantes de textiles a adaptar su producción y uso de materias primas para cumplir con la nueva ley, una agencia reguladora trabajará con los de la industria para recopilar sugerencias sobre otros productos químicos para usar en lugar de las sustancias prohibidas. Si bien no se limitan al uso exclusivo de los productos químicos mencionados en el código de práctica aprobado, las sugerencias pueden ayudar a las empresas a evitar infringir la ley y posiblemente estar sujetas a multas o incluso a ser cerradas por el gobierno.

Dependiendo de la naturaleza de las leyes y regulaciones involucradas, se puede desarrollar un código de práctica aprobado que abarque una amplia gama de personas y entidades comerciales. Tanto los empleadores como los empleados pueden verse afectados por las pautas que se encuentran en el código, así como los propietarios, las personas que trabajan por cuenta propia e incluso los proveedores que celebran acuerdos contractuales con diferentes tipos de empresas. El grado de detalle incluido en un código de práctica aprobado dependerá de la naturaleza de las leyes y regulaciones involucradas, y de los modelos comerciales de aquellos que se ven afectados por esas leyes.

Por lo general, un código de práctica aprobado debe ser ratificado por una entidad gubernamental antes de que se emita. Dependiendo de cómo esté organizado el gobierno nacional, la confirmación del código o la práctica puede provenir de un Ministro de Trabajo, el jefe de una junta laboral o un departamento como Seguridad Pública, Transporte o cualquier otra agencia relevante que esté encargada de hacer cumplir la ley o reglamento. Así como las leyes y regulaciones pueden cambiar con el tiempo, no es inusual que un código de práctica aprobado sea adaptado o incluso reemplazado por un nuevo código o práctica de vez en cuando, a medida que ocurren cambios dentro de una industria y en el lugar de trabajo.