Significado | Concepto | Definición:

Un conducto de humos de acero es una sección de tubería de acero que se utiliza para ventilar los gases de escape. La ventilación es fundamental para evitar la acumulación de gas, ya que la acumulación de gases puede amenazar la salud humana, además de afectar el funcionamiento de dispositivos como hornos y estufas. Hay una serie de ventajas al utilizar un conducto de humos de acero o un revestimiento de conducto de acero, incluida una mayor fiabilidad y seguridad. Muchas tiendas de artículos para el hogar venden o pueden encargar conductos de humos de acero, y pueden ser instalados por contratistas familiarizados con los requisitos de ventilación segura.

Mujer sosteniendo un libro

Una ventaja clave de un conducto de humos de acero es la reducción de la transferencia de calor. Los gases de escape tienden a ser muy calientes y pueden potencialmente iniciar incendios si se ventilan a través de un conducto de humos que transfiere fácilmente el calor. El acero es un mal conductor del calor, especialmente cuando se utiliza en un conducto de humos revestido, donde se crea una cámara de aire entre dos capas de material, como el acero y la piedra. El calor de los gases no se transferirá del conducto de humos a medida que se ventilan, lo que limita el riesgo de incendios y otros problemas, como que los objetos alrededor del conducto de humos se derritan.

Además, el acero resiste la corrosión. Es menos probable que el agua y otros fluidos que se viertan en el conducto de humo lo dañen, y los subproductos corrosivos del escape se ventilarán de manera segura, en lugar de dañar el conducto. Esto prolonga su vida útil y también aumenta la seguridad, ya que la corrosión puede provocar agujeros por donde pueden deslizarse chispas y materiales inflamables, lo que podría provocar un incendio o crear una situación peligrosa.

Los códigos de construcción generalmente proporcionan requisitos muy estrictos para la ventilación alrededor de hornos, calentadores, estufas, etc. El objetivo es prevenir problemas de seguridad, como asfixia por acumulación de gases, problemas de salud causados ​​por la inhalación de partículas e incendios causados ​​por gases de escape calientes. El código proporciona requisitos para la longitud y el ancho de los conductos de humos, junto con los materiales de construcción. El acero generalmente está permitido y puede ser muy recomendable en algunos casos.

Una vez que se instala un conducto de humos de acero, debe recibir mantenimiento. Es importante limpiarlo e inspeccionarlo periódicamente, eliminando acumulaciones de material y revisando si hay agujeros, signos de corrosión y otros problemas. Estos problemas deben abordarse con prontitud para mantener el conducto de humos de acero seguro y operativo. Muchas comunidades albergan deshollinadores y otros profesionales que son competentes en la inspección y el mantenimiento del equipo utilizado para ventilar los gases de escape. Las personas que alquilan pueden pedir a sus propietarios que les ayuden a pagar estas inspecciones si no pueden pagarlas; Los propietarios a menudo están dispuestos a ayudar porque les conviene mantener la casa o el negocio seguros.