A menudo, se puede usar un control remoto universal para reemplazar el control remoto de fábrica incluido con un televisor, decodificador de cable, VCR , reproductor de DVD o sistema estéreo. En la mayoría de los casos, se puede programar para operar varios dispositivos electrónicos, lo que reduce la necesidad de controladores individuales. No todos los sistemas inalámbricos pueden ser compatibles con un control remoto universal, pero los fabricantes de estos dispositivos suelen proporcionar una lista de marcas y modelos que se pueden programar.

Se puede usar un control remoto universal para operar un sistema estéreo.

Con tantos sistemas electrónicos de entretenimiento con tecnología inalámbrica, no es raro que los consumidores pierdan unidades de control remoto individuales. Esto puede generar frustración si el televisor debe sintonizarse manualmente mientras el control remoto de la videograbadora o del DVD sigue funcionando normalmente. Afortunadamente, varias empresas se dieron cuenta de la necesidad de reemplazar los controles remotos que no estaban programados para una marca específica de dispositivo electrónico. Los clientes que perdieron tanto un televisor Sanyo como un control remoto de DVD de Hitachi no deberían tener que comprar dos reemplazos de fábrica. Los códigos de programación de ambos modelos eran cantidades conocidas en el mundo de la electrónica de consumo , permitiendo así la invención del primer mando a distancia universal.

Los controles remotos universales operan varios dispositivos, como televisores, decodificadores de cable y reproductores de DVD.

Un control remoto universal funciona según el principio de que casi todos los dispositivos de control remoto funcionan con un número limitado de códigos. Puede haber numerosos fabricantes de televisores, estéreo y reproductores de DVD en el mundo, pero todos utilizan el mismo puñado de frecuencias y códigos de programación. Al identificar y enumerar los códigos utilizados por fabricantes individuales, un control remoto universal puede duplicar las funciones del control remoto original. Los consumidores simplemente encuentran su marca y modelo de dispositivo electrónico en la lista de codificación, luego usan las teclas de función para ingresar la información necesaria.

Los diferentes modelos de control remoto controlan diferentes dispositivos electrónicos, por lo que los consumidores deben elegir en consecuencia. Algunos modelos solo reemplazan un sistema, como el televisor, mientras que otros pueden controlar casi todos los dispositivos electrónicos vendidos, desde televisores hasta decodificadores de cable y reproductores de DVD. Si el control remoto opera más de un sistema, deben estar presentes controles de teclado para dispositivos separados. Primero se debe presionar una tecla de función para cada sistema para que el control remoto sepa qué dispositivo controlar. A veces, los usuarios se olvidan de cambiar la funcionalidad, lo que genera frustración porque el televisor permanece apagado pero el estéreo se enciende de repente.

Sin embargo, existen algunos inconvenientes con un control remoto universal. No se garantiza que todos los códigos del sistema sean fácilmente programables. Encontrar los valores adecuados para un dispositivo desconocido puede implicar una serie de tediosos experimentos. Si pierde la carga de la batería, es posible que se pierda toda la codificación individual. Esto podría significar reprogramar 4 dispositivos separados manualmente. Algunos consumidores encuentran que los controles remotos universales no ofrecen las mismas teclas de funcionalidad que los controladores originales. Los usuarios pueden realizar las funciones básicas de cada dispositivo, pero no pueden utilizar las funciones más avanzadas de forma remota.

Un control remoto universal es una alternativa económica a pedir un controlador de fábrica, pero esté preparado para una pérdida de funcionalidad y una rutina de programación más compleja.