Significado | Concepto | Definición:

Un depósito de líquido de automóvil puede referirse a cualquier recipiente dentro de un automóvil que contenga un líquido utilizado para el funcionamiento normal de ese automóvil. Un depósito de líquido puede contener líquido de dirección asistida , líquido de transmisión o incluso líquido de limpiaparabrisas. Estos depósitos suelen estar ubicados dentro del compartimiento del motor del automóvil, aunque no exclusivamente.

Algunos autos de carreras tienen unidades de depósito de líquido dentro de la cabina del automóvil para ajustes rápidos y lecturas de nivel, aunque la gran mayoría de los depósitos en un automóvil están en el compartimiento del motor, debajo del vehículo o escondidos a la vista.

Los autos de carrera pueden incluir unidades de depósito de líquido dentro de sus cabinas para permitir ajustes rápidos y lecturas de nivel.

En la mayoría de los casos, un depósito de líquido está hecho de un tipo de plástico que no se rompe ni se corroe cuando entra en contacto con los líquidos que contiene. Algunos de los fluidos que puede contener un depósito pueden ser cáusticos, lo que significa que el fluido puede descomponer ciertos materiales, como los metales.

Los tipos de plásticos utilizados para hacer un depósito de fluido resistirán la descomposición cuando se exponga a fluidos cáusticos; Los depósitos de plástico también son menos costosos que otros materiales, por lo que si el depósito se rompe o se agrieta, los costos de reemplazo serán bajos.

El depósito de líquido con el que están familiarizados la mayoría de los propietarios de automóviles es el depósito del limpiaparabrisas. Es uno de los depósitos más grandes dentro del compartimiento del motor y contiene la solución de limpieza que se rocía a través de chorros sobre el parabrisas.

El depósito está montado con pernos en una parte del compartimiento del motor; una pequeña abertura en la parte inferior del depósito está conectada a un sistema de bomba que a su vez está conectado a una manguera que conduce a los pulverizadores de fluido. El motor a menudo cuenta con un sensor que indicará si el depósito está cerca de estar vacío. La parte superior del depósito presenta una abertura a través de la cual se puede verter líquido nuevo.

Otros depósitos importantes incluyen el depósito de líquido de frenos y el depósito de dirección asistida. Cada uno de estos pequeños tanques contiene un fluido hidráulico , generalmente un tipo de aceite con una consistencia más espesa que el agua, que alimenta los respectivos sistemas hidráulicos.

Los sistemas de frenos se pueden purgar a través del depósito y el líquido de dirección asistida se puede agregar al sistema de dirección a través del depósito. Si alguno de estos depósitos tiene poco líquido, el propietario del automóvil sabrá que ha surgido un problema potencial en los sistemas. Al purgar los sistemas de frenos para asegurarse de que no haya burbujas de aire en las líneas de los frenos, el depósito se destapa para permitir que las burbujas de aire escapen.