Significado | Concepto | Definición:

Un detector de cámara inalámbrica es un pequeño dispositivo que funciona con baterías que escanea ciertas frecuencias en busca de las señales emitidas por cámaras de seguridad inalámbricas ocultas. Si detecta una señal de este tipo, alerta haciendo parpadear una luz LED o haciendo sonar una alarma.

Los detectores de cámara inalámbricos pueden buscar cámaras ocultas en habitaciones de hotel.

Las cámaras de seguridad inalámbricas son cámaras espía en miniatura que funcionan con baterías y que pueden ocultarse prácticamente en cualquier lugar. Transmiten una señal a un receptor que puede registrar subrepticiamente la actividad cuando el movimiento activa la cámara. Comúnmente llamadas ” cámaras de niñera ” por su notoriedad en la captura de cuidadores abusivos en el acto, estas cámaras también se han utilizado para grabar sin escrúpulos a personas en vestuarios públicos, habitaciones de hotel, baños públicos, apartamentos y casas alquiladas y en una variedad de escenarios asumidos ser privado. Descubrir que uno de estos dispositivos diminutos y muy asequibles está mirando y grabando subrepticiamente es casi imposible sin un detector de cámara inalámbrica.

Una persona puede optar por utilizar una cámara inalámbrica para observar al cuidador de su hijo.

Un detector de cámara inalámbrica, del tamaño de un encendedor de cigarrillos, es lo suficientemente pequeño como para llevarlo en su bolsillo o bolso. Solo es necesario encenderlo y agitarlo lentamente o señalarlo en varias direcciones. Puede caminar por su casa con él, llevarlo de compras y usarlo cuando entre en un cambiador o baño, o encenderlo en cualquier otro lugar donde espere un alto grado de privacidad. El detector confirmará rápidamente su confianza o le avisará que una cámara inalámbrica intrusiva está mirando.

Los detectores de cámara inalámbrica normalmente escanean desde 50MHz a 3GHz a distancias y canales variables. Las unidades económicas tienen un precio modesto de $ 30 – $ 40 (USD) y un rango de barrido de 5 pies (1,5 metros). Estos dispositivos escanean ondas de radiofrecuencia (RF) y no pueden detectar circuitos cerrados de televisión ( CCTV ).

Algunos detectores de cámara inalámbrica también localizan dispositivos con errores de audio. Generalmente, estas unidades escanean una gama más amplia de frecuencias comenzando en el rango de 2MHz – 10MHz, hasta 3GHz. Los modelos más caros cuentan con tecnología de localización para guiarlo a la posición de la cámara oculta o el error.

Un detector de cámara inalámbrica alternativo, supuestamente utilizado por los militares y ahora disponible para el público, localiza cámaras tanto cableadas como inalámbricas tanto si transmiten ondas RF como si no (es decir, si están encendidas o apagadas). Este pequeño dispositivo utiliza una serie de LED muy potentes que rodean una ventana gráfica. Al mirar a través de la ventana y presionar un botón para activar los LED, puede escanear lentamente la habitación donde se sospecha que hay cámaras. Cualquier lente de cámara presente, no importa cuán pequeña sea, creará un punto de luz reflectante nítido en la ventana gráfica. Estas unidades comienzan en alrededor de $ 200.

A medida que las tecnologías de espionaje miniaturizadas se han vuelto asequibles y han proliferado, lo que podría comprometer la seguridad y la privacidad, la tecnología de contador también sigue avanzando. Los detectores de cámaras inalámbricos, los detectores de errores y los detectores de teléfonos móviles son ejemplos de esta industria en crecimiento.