Significado | Concepto | Definición:

Un eje delantero es un eje giratorio en la parte delantera de un vehículo que hace girar las ruedas delanteras. El diseño del vehículo puede ser bastante variable y los ejes vienen en una variedad de formatos y diseños para satisfacer diferentes necesidades.

El reemplazo de un eje delantero puede ser necesario después de un accidente grave u otros daños, como una oxidación intensa. Las piezas de repuesto están disponibles a través de fabricantes y depósitos de chatarra, donde es posible encontrar coincidencias para vehículos más antiguos que no se pueden comprar fácilmente en el mercado abierto.

A veces, un eje delantero es un eje motriz, mientras que en otros casos no es motriz, dependiendo del diseño del automóvil.

Si bien los conductores a menudo piensan en el eje delantero como un eje simple, el eje en realidad se divide en dos, con un diferencial entre los dos segmentos. El diferencial permite que las ruedas giren a diferentes velocidades mientras el vehículo está girando.

Esto aumenta la tracción, suaviza el manejo y hace que el vehículo sea más fácil de controlar. Cuando la alineación del automóvil es recta, las ruedas pueden girar a la misma velocidad.

Un eje conecta ruedas y neumáticos a un vehículo.

A veces, un eje delantero es un eje motriz, mientras que en otros casos no es motriz, dependiendo del diseño del automóvil. Los coches con tracción delantera utilizan el eje delantero para conducir y dirigir, mientras que el eje trasero simplemente sigue.

En un automóvil con tracción trasera, ocurre lo contrario. Algunos vehículos tienen tracción total o pueden cambiar entre tracción en dos y cuatro ruedas dependiendo de las circunstancias. La tracción en todas las ruedas puede ser útil para terrenos accidentados y otras situaciones en las que se necesita mayor tracción y control.

Cuando un eje delantero necesita ser reemplazado, el proceso puede estar involucrado. Un mecánico deberá quitar las ruedas y otros componentes y es posible que deba desconectar partes del tren de transmisión para liberar el eje para su extracción.

Una vez que se quita, el mecánico puede inspeccionar los sistemas en el automóvil para verificar si hay signos de daños y otros problemas, y luego colocar el nuevo eje, asegurarlo y reemplazar los otros componentes. Luego, debe probar el automóvil para confirmar que se maneja correctamente.

La altura del automóvil sobre el eje delantero puede variar, según el diseño. Algunos autos tienen amortiguadores y resortes más grandes para colocar el centro de gravedad del vehículo más alto, mientras que otros pueden estar cerca del suelo, como en el caso de los autos deportivos y de carreras.

Un automóvil con un centro de gravedad más alto puede ser más propenso a volcarse y puede ser más difícil de controlar, a diferencia de un automóvil de baja altura que tiende a girar bien y a resistir las fuerzas de vuelco.