Epileptólogo: Funciones y características clave

Un epileptólogo pediátrico estará capacitado para hablar con los niños de una manera que el niño entienda.

Un epileptólogo es un médico que se especializa en el tratamiento de pacientes a los que se les diagnostica epilepsia . Un profesional realiza pruebas por imágenes para analizar el funcionamiento del cerebro y prescribe medicamentos para ayudar a los pacientes a controlar sus síntomas. Además, muchos médicos realizan investigaciones independientes sobre la epilepsia para comprender mejor la afección y mantenerse al día con los últimos medicamentos y técnicas de tratamiento. Los epileptólogos deben cumplir con amplios requisitos de educación y capacitación para obtener sus licencias y prepararse para ayudar a los pacientes con trastornos convulsivos complejos.

La epilepsia sintomática generalmente ocurre como resultado de una lesión cerebral traumática.

Anuncios

La epilepsia es un tipo de trastorno cerebral que hace que las personas experimenten convulsiones. Es un trastorno complicado que puede surgir de muchas causas y presentarse de muchas formas. La mayoría de los neurólogos están algo familiarizados con la afección y pueden proporcionar diagnósticos y tratamientos básicos, pero se necesitan epileptólogos para ofrecer análisis de pacientes expertos. Cuando los pacientes son derivados a un epileptólogo, el médico revisa sus antecedentes médicos, interpreta los escáneres cerebrales de diagnóstico y hace preguntas sobre sus síntomas. El epileptólogo puede determinar la gravedad de la afección de un paciente y decidir el mejor curso de tratamiento.

Los epileptólogos a menudo programan chequeos regulares con sus pacientes para monitorear los síntomas.

Los epileptólogos a menudo recetan medicamentos anticonvulsivos y programan chequeos regulares con sus pacientes para monitorear los síntomas. Además, los médicos brindan información sobre cómo las personas pueden reducir el riesgo de sufrir convulsiones y qué pueden hacer los miembros de la familia para prevenir lesiones en caso de un ataque epiléptico. En el caso de una epilepsia grave que no responde a los medicamentos, el epileptólogo puede derivar a una persona a un neurocirujano para que se someta a un procedimiento delicado.

Anuncios

Muchos epileptólogos con licencia trabajan en práctica conjunta con otros expertos en neurología.

Un gran número de epileptólogos atienden sus consultas a niños y adolescentes menores de 18 años. Los trastornos convulsivos pueden presentarse de manera diferente en personas más jóvenes que en adultos, y el conocimiento especializado de la epilepsia pediátrica es importante para garantizar un tratamiento adecuado. Un epileptólogo pediátrico suele ser hábil para hablar con los niños de una manera especialmente amistosa y con palabras que puedan entender. Él o ella pueden explicarle la afección a un paciente infantil y ayudar a aliviar la ansiedad sobre los exámenes y los procedimientos de tratamiento.

Para convertirse en epileptólogo, una persona debe primero completar cuatro años de estudio en una escuela de medicina acreditada.

Anuncios

Para convertirse en epileptólogo, una persona debe primero completar cuatro años de estudio en una escuela de medicina acreditada. Al graduarse, un nuevo médico puede ingresar a un programa de residencia de tres años en un hospital general, donde tiene la oportunidad de trabajar con pacientes bajo la supervisión de médicos experimentados. Un residente exitoso puede obtener una beca de neurología de dos a cuatro años para recibir práctica práctica detallada con pacientes que tienen trastornos del sistema nervioso. Se necesitan dos años adicionales de capacitación en un programa de epilepsia altamente especializado antes de que un médico pueda tomar un examen de licencia y comenzar a practicar de forma independiente.

Los epileptólogos suelen recetar medicamentos para ayudar a los pacientes a controlar sus síntomas.

La mayoría de los epileptólogos con licencia trabajan en consultorios privados o en prácticas conjuntas con otros expertos en neurología. Los médicos de atención primaria o los médicos del hospital derivan a los pacientes a los epileptólogos para recibir atención especializada para sus trastornos convulsivos. Un epileptólogo puede optar por trabajar en un hospital o clínica general en lugar de una práctica privada, poniéndose a disposición de los pacientes con síntomas más amplios o afecciones no diagnosticadas.

Anuncios

 

¿Deseas leer el artículo completo?